El calor y los cambios de rutina son los principales enemigos de la salud cardiovascular. Así lo ha indicado la Fundación Española del Corazón (FEC), en un comunicado emitido para recordar la necesidad de activar todas las medidas preventivas también durante las vacaciones estivales.

José Luis Palma, vicepresidente de la Fundación Española del Corazón, ha apuntado que “las altas temperaturas y los posibles cambios en nuestras rutinas pueden afectar a la salud cardiovascular”. Para evitar problemas, la FEC ha enumerado una serie de recomendaciones que deben unirse a “todas las precauciones para evitar el contagio por coronavirus”.

“Es importante que los pacientes con enfermedad cardiovascular sean responsables con el cuidado de su corazón”, han dicho desde la Fundación. Entre sus recomendaciones, los especialistas han recordado la necesidad de mantener la adherencia terapéutica, así como seguir una alimentación saludable, con especial cuidado de la hidratación en zonas de altas temperaturas.

Recomendaciones de la FEC para este verano:

  • Hidratación: beber entre dos y tres litros de agua al día, aunque no se tenga sed.
  • Adherencia al tratamiento: los cambios en las rutinas y hábitos durante el verano pueden llevar a algunas personas a tener despistes con las tomas de su tratamiento farmacológico. La FEC ha aconsejado el uso de alarmas en el teléfono móvil para recordar la hora de la medicación.
  • Portar un informe médico actualizado.
  • Alimentación variada y equilibrada: aumentar el consumo de pescado frente a la carne y de verduras antes que los fritos. Y para el postre, fruta en lugar de dulces. La dieta mediterránea siempre es una buena opción.
  • Evitar el consumo de alcohol y bebidas azucaradas: el alcohol en verano puede favorecer la deshidratación, mientras que las bebidas azucaradas aumentan el riesgo de padecer obesidad y diabetes mellitus tipo 2.
  • Practicar ejercicio: debe hacerse con intensidad moderada y de forma regular. Se deben evitar las horas centrales del día, cuando las temperaturas son más altas.
  • Protección solar: se puede tomar el sol, pero siempre con protección y fuera de las horas centrales.
  • Descansar: dormir 7-8 diarias resulta fundamental para mantener una buena salud cardiovascular.