La inmunoterapia está demostrando ser uno de los campos más prometedores en el tratamiento del cáncer y ofrece avances continuos. En este sentido, el Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO) de Barcelona es la cita perfecta para presentar muchas de estas novedades. Tal y como exponía  Josep Tabernero, presidente de ESMO, director del VHIO y jefe del Servicio de Oncología del Hospital Universitario Vall d’Hebron, este “será un congreso en el que se presentarán muchos avances significativos. Tanto es así que ha sido necesario incluir tres sesiones plenarias en el programa”.

De hecho, el propio Tabernero explicará los resultados de una investigación en la que se valora la efectividad del pembrolizumab, un anticuerpo monoclonal que ya había mostrado previamente su eficacia en múltiples tumores y que ahora lo ha vuelto a hacer en pacientes con un adenocarcinoma de unión gástrica o gastroesofágica avanzado como primera línea de tratamiento, y valora su eficacia como agente único. Los resultados previos de este estudio ya se presentaron en el pasado congreso de ESMO Gastrointestinal, pero ahora presentan algunas novedades en la población de pacientes con inestabilidad de microsatélites, que suponen entre el 8 y el 10 por ciento de los tumores gastrointestinales. “Aquí nos encontramos con que hay un beneficio espectacular de la inmunoterapia en primera línea frente a la quimioterapia. Aunque no sea una población muy numerosa, en ellos el beneficio que se obtiene es muy notable”, expone  el presidente de ESMO.

Asimismo, el estudio ha servido para demostrar que el perfil de seguridad del anticuerpo monoclonal es más favorable que el de la quimioterapia, con menos efectos secundarios. “Con todas estas evidencias, confiamos en que el tratamiento inmunoterápico únicamente con pembrolizumab en esta población de pacientes pueda ser considerado en primera línea de tratamiento en pacientes con tumores gástricos”.

Cáncer de cuello de útero

Otro de los tumores que parece que podría beneficiarse especialmente de la inmunoterapia es el cáncer de cuello de útero.  En concreto, está previsto que se den a conocer durante la sesión de presentaciones orales en cánceres ginecológicos los resultados preliminares de un estudio de cohortes combinado fase I/II de un ensayo de investigación en inmunoterapia para evaluar la seguridad y eficacia de nivolumab y nivolumab en combinación en tumores asociados a virus (Checkmate 358).

Los resultados serán presentados por Ana Oaknin, investigadora principal del Grupo de Neoplasias Ginecológicas del VHIO y presidenta del Grupo de Cáncer Ginecológico, que explicaba que “con el fin de explorar nuevas vías de tratamiento y proveer de esperanza a todas nuestras pacientes, el Checkmate 358 ha sido diseñado para afrontar aquellos cánceres asociados a virus, independientemente de su estado de expresión de PD-L1”.Así, de este estudio destaca que para pacientes que recibieron la combinación de nivolumab y ipilimumab sin tratamientos previos para la enfermedad metastásica, la tasa de supervivencia a los 12 meses fue de 83 por ciento versus un 38 por ciento para aquellas que los tuvieron.

Estos resultados no solo reflejan la creciente promesa de las inmunoterapias administradas en combinación, sino que también demuestran una mejora en la eficacia para aquellos pacientes que tienen muy pocas opciones terapéuticas disponibles. Igual de importante es que los resultados fueron particularmente alentadores entre los pacientes no tratados previamente con quimioterapia. Nuestros resultados, por lo tanto, representan un decisivo paso adelante, garantizando una investigación más amplia en una mayor población”, concluye Ana Oaknin.