Según un informe de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), “Pobreza, COVID y cáncer: un triple frente para los más vulnerables“, esta situación de extrema vulnerabilidad afectaría a más de 130.000 pacientes en España. Los motivos son diversos. Disminución de los ingresos, aumentos de los gastos, imposibilidad para hacer frente a los gastos, etc.

Del total de personas con cáncer en situación de vulnerabilidad, el 32 por ciento se encuentra en situación de incapacidad temporal o baja médica. Esto supone una disminución del 25 por ciento del salario mensual. Una de las principales razones del aumento de la pobreza.

De los mismos, un 12 por ciento son autónomos. Esto supone que al cotizar el 80 por ciento por la base mínima, pueden quedarles alrededor de 400€ mensuales para hacer frente al día a día. Por otra parte, un 11 por ciento son parados o están en situación de ERTE. El 28 por ciento restante, su actividad se encuentra vinculada a la economía sumergida o fuera del mercado de trabajo regular. No hay que olvidar que los hogares se ven afectados ya que la situación de los pacientes incide en toda la familia.

Pobreza y cáncer

Esta situación de pobreza relacionado con el impacto del cáncer ha empeorado con motivo de la pandemia. Así, desde diciembre del 2020, un 37 por ciento de las personas con cáncer han visto empeorada su situación económica. De ellas, un 16 por ciento ha empeorado tanto que ha tenido que realizar recortes severos o contraer deudas. Por ello han tenido que solicitar ayudas económicas y todavía no se han recuperado.

La AECC ha hecho un esfuerzo por ayudar a esta parte de los pacientes con vulnerabilidad. Para ello, ha incrementado un 14 por ciento los servicios de atención social de julio de 2020 a mayo de 2021. En concreto, incrementándose las personas atendidas con vulnerabilidad laboral en más de un 50 por ciento, con un total de 21.000. Se da la situación de que todo el que ha acudido a la AECC a recibir atención social ha necesitado de más recursos de la organización debido a la complejidad de las situaciones personales.