La gestión de las IT debe modernizarse y digitalizarse, así como mejorar varios puntos de su gestión por parte de todos los médicos del sistema público de salud. Así se ha puesto de manifiesto durante las asambleas de las secciones nacionales de Atención Primaria, tanto Rural como Urbana, del Consejo General de Médicos (CGCOM) celebradas en sesión conjunta en el marco de la VII Convención de la Profesión Médica.

En concreto, estas respaldaron el posicionamiento del Foro de Médicos de Atención Primaria al respecto de la gestión de la “Incapacidad Laboral Transitoria (IT)”. De esta forma, exigen la inmediata puesta en marcha de las medidas propuestas. No obstante, insisten en que este asunto está “en la agenda de todos los médicos de Atención Primaria de nuestro país”.

Mejoras en la gestión de las IT

Respecto a las propuestas para mejorar la gestión de las IT cabe destacar algunas ideas. En primer lugar, es necesario simplificar el modelo de IT con el objetivo de garantizar la expedición de los documentos. Tanto de baja, confirmación y alta para todos los pacientes en todos los puntos de atención médica.

Por ello, el objetivo es que esta se haga de manera telemática para minimizar la carga burocrática. Esto además facilitaría el acceso a la prestación económica y a la recuperación de la salud de los trabajadores. Además, con todas las garantías para las empresas y para el sistema público de aseguramiento.

Por último, durante esta asamblea también se abordó las situaciones de conflicto con las administraciones públicas. En concreto, las que han llevado a la huelga a la Atención Primaria en las comunidades de Madrid y Cantabria.

Desde ambas secciones nacionales consideran que, tanto en el caso de Madrid como en el de Cantabria son necesarias medidas urgentes de mejora de las condiciones laborales. También la inmediata mejora de la seguridad de los centros para evitar las agresiones a los profesionales. Igualmente, consideran imprescindible contar con el consenso con los clínicos antes de tomar decisiones de gestión clínica que afecten a médicos y pacientes.