El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) ha destacado la necesidad de impulsar un cambio normativo para frenar las prácticas anticompetitivas o desleales que sufren los facultativos en el ejercicio de la Medicina Privada.

En concreto, en el informe presentado se reflejan indicios de posición de abuso de posición de dominio en mercado relevante por fijación unilateral de baremos; imposición unilateral de otras condiciones de la relación comercial; obstáculos en el desarrollo de la actividad de los facultativos; exclusión de los cuadros casi siempre a la conveniencia de las Aseguradoras Médicas, etc.

Entre estas prácticas contrarias también destacan los acuerdos colusorios de tipo vertical entre aseguradoras médicas y grupos hospitalarios, por los que se exige a las facultativos exclusividad o necesaria colaboración, así como la reducción significativa de los recursos, entre otras. El experto en derecho de la competencia, José Carlos Páez, ha resaltado que todas estas conductas se repiten en el tiempo y se sitúan principalmente a partir del año 2010.

Soluciones jurídicas

Las soluciones jurídicas para los facultativos que ejercen su actividad por cuenta propia serían: solicitar a la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) una investigación del sector, promover códigos de conducta como mecanismos de corrección de la competencia desleal, fijar por adelantado y por escrito las condiciones contractuales y crear distintos grupos de tarifas por acto médico. Por otra parte, se proponen los acuerdos de interés profesional para los facultativos que ejercen su actividad por cuenta ajena.

Estas soluciones jurídicas para los facultativos que ejercen su actividad por cuenta propia, pasarían por solicitar a la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) una investigación del sector; promover códigos de conducta como mecanismos de corrección de la competencia desleal; fijar por adelantado y por escrito las condiciones contractuales y crear distintos grupos de tarifas por acto médico. Por otra parte, para los facultativos que ejercen su actividad por cuenta ajena se proponen los acuerdos de interés profesional. (Acceso a resumen informe).

Deterioro de la relación médico-paciente

Tomás Cobo, presidente del CGCOM, ha señalado que “estas prácticas conllevan un claro deterioro de la relación médico-paciente, por lo que no solo afecta a nuestros compañeros sino a la calidad asistencial de millones de pacientes”.

El presidente del CGCOM ha explicado los tres ejes fundamentales que preocupan a la corporación médica, y que afectan especialmente, al ámbito privado que son la precariedad laboral, los salarios y la Formación Médica Continuada. “Necesitamos contratos estables; ya que incluso en la privada a veces ni siquiera existen relaciones contractuales, salarios dignos equiparados con Europa, e impulsar, como venimos haciendo desde el CGCOM, la Formación Médica Continuada actualizada y acreditada en el entorno internacional”.

“Para solucionar los problemas que afectan a los profesionales que ejercen en la privada es de “imperiosa necesidad crear un grupo de trabajo en el CGCOM que elabore un Código de Buenas Prácticas que regule esos tres ejes que afectan a la relación médico-paciente”.

Compromiso con la corporación médica

El representante nacional de la vocalía de médicos de ejercicio privado, Manuel Carmona, ha insistido en el compromiso de la corporación médica en este ámbito y ha asegurado que “somos conscientes de la grave situación en la que se encuentra el sector desde hace tiempo”.