La profesión médica ha sido duramente afectada por la COVID-19. Sesenta y tres profesionales han perdido su vida en el ejercicio de la Medicina. Cientos se encuentran en proceso de recuperación y/o con secuelas. Miles han sido infectados y miles siguen trabajando en condiciones de gran dificultad. Pero ante una segunda ola no parece que se vayan a dar mejores datos. Es por ello que el CGCOM pide medidas urgentes. Entre ellas, un Plan “IFEMA” para la Atención Primaria.

Tal y como recuerdan, la sobrecarga asistencial de la Atención Primaria de salud, no solo tiene que abordar el seguimiento de la atención a problemas inaplazables, sino al ingente control de enfermedades crónicas. Todo ello unido al aumento de la carga burocrática derivada de la COVID-19. Esto se ha traducido en informes a colegios y empresas, “bajas” para atender a hijos COVID-19, etc.

Es por ello que este posible Plan “IFEMA” para la Atención Primaria tendría como objetivo descargar la misma. En concreto de todas estas tareas de diagnóstico, control y seguimiento epidemiológico. De esta forma, se podría permitir una atención sanitaria en condiciones de seguridad una asistencia de calidad. “Está en juego la relación médico-paciente. Está en juego nuestro modelo sanitario”, afirman los médicos.

Más allá del Plan “IFEMA”

Además de este Plan “IFEMA” para Atención Primaria, desde el CGCOM ven necesarias más medidas. No obstante, también preocupan la sobrecarga de las Urgencias; el aumento de ocupación de servicios hospitalarios y UCIs. Pero muy especialmente el estado de agotamiento físico y emocional de nuestros miles de médicos y médicas. Es por ello que vuelven a recordar su petición de que la profesión médica sea declarada profesión de riesgo.

Así, piden una autoridad sanitaria única. Esto se traduciría en la existencia de un marco conceptual aceptado y respetado de normalización de la actuación de salud pública y vigilancia epidemiológica.  De esta forma, instan al Ministerio de Sanidad y a las Comunidades Autónomas a un gran acuerdo urgente con las profesiones sanitarias.