El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) ha vuelto a reclamar que la profesión médica sea reconocida como profesión de riesgo. En esta ocasión lo ha hecho con motivo del Día Mundial de la Seguridad del Paciente, que se celebra bajo el lema “personal sanitario seguro, pacientes seguros”.

El número de infectados y fallecidos demuestra el peligro evidente de exposición. Por ello, para el CGCOM, una de las prioridades desde el mes de marzo ha sido el reconocimiento como enfermedad profesional de los contagios por la COVID-19.

Con este objetivo el CGCOM realizó las acciones oportunas con los Ministerios de Sanidad, Trabajo y Seguridad Social. Gracias a las mismas se logró que los contagios y fallecimientos por COVID-19 en los profesionales sanitarios sean considerados como contingencia profesional. Sin embargo, aún no se ha conseguido que el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, apruebe la consideración de profesión de riesgo.

Los médicos como profesión de riesgo

Ante este hecho, el CGCOM incide en que esta enfermedad, procedente de la dedicación laboral, se inserta en un ejercicio de riesgo continuado. Es muy elevado el número total y porcentual de trabajadores sanitarios contagiados por COVID-19, así como el de sanitarios fallecidos por dicha causa.

Respecto a la declaración de profesión de riesgo, hay que recordar que el nivel de riesgo de contagio por COVID-19 existe para todos los trabajadores sanitarios. Todo ello en su función asistencial, en sus distintos grados. Desde un nivel bajo en laboratorios, hasta el nivel crítico en la UCI. Pero al lado de la certeza sobre la existencia de los grados de riesgo, se encuentra la de la existencia misma del riesgo y su conexión con el desempeño laboral.

Actualmente, la corporación continúa trabajando para poder lograr esta importante medida. Para ello recuerda que redunda en la seguridad del personal sanitario y, por tanto, en seguridad para los pacientes.