La Comisión Permanente del CIBER celebrada el pasado 30 de abril ha nombrado a Rafael Bañares como nuevo director científico del CIBER de Enfermedades Hepáticas y Digestivas (CIBEREHD). El investigador, que ya trabajaba en el CIBEREHD en el Gregorio Marañón, tomará el relevo de Jordi Bruix, quien había desempeñado este cargo desde 2015.

Rafael Bañares es catedrático del Departamento de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid y jefe de Servicio de Medicina de Aparato Digestivo del Hospital General Universitario Gregorio Marañón. Sus líneas de investigación, de carácter claramente traslacional, se centran esencialmente en el estudio fisiopatológico y clínico de la cirrosis y sus complicaciones, incluyendo el trasplante hepático.

El nuevo director científico ya venía coordinando el Programa de Investigación en ‘Mecanismos de daño hepático, evolución a cirrosis avanzada y trasplante’ del CIBEREHD y formaba parte del Comité de Dirección del CIBEREHD como subdirector científico. Ahora, asume esta nueva posición destacando “la importancia del desarrollo de investigación cooperativa del más alto nivel como necesidad de la sociedad actual”. En concreto, “el área de enfermedades hepáticas y digestivas, ya de por sí con un amplio abanico investigador, presenta innumerables zonas de potencial cooperación y sinergias relevantes entre los grupos del área y con las otras áreas del CIBER. Esta nueva y gran responsabilidad se asume con una elevada dosis de compromiso e ilusión y seguro de contar con la ayuda de todos los investigadores del CIBEREHD”.

Anteriormente, fue director científico del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Gregorio Marañón y presidente de la Comisión Técnica de Evaluación de Recursos Humanos de la Subdirección General de Evaluación y Fomento de la Investigación. Hasta la fecha, formaba parte del Comité de Dirección del CIBEREHD como subdirector científico. Asimismo, fue vicedecano de Calidad e innovación de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense.