El 7,6 por ciento de los españoles ha contactado en algún momento durante el tiempo de confinamiento con los servicios sanitarios al pensar que tenía algún síntoma relacionado con la Covid-19. Son datos del último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). En el sondeo se recoge también que a un 40,8 por ciento de los consultados lo que más le preocupa del coronavirus son los efectos sobre la salud. Frente a ellos, al 34 los efectos económicos; y un 24,9 ambos.

De los que solicitaron algún tipo de asistencia médica, el 43,4 por ciento lo hizo pidiendo ayuda en Atención Primaria. Un 30 por ciento hizo uso de algún teléfono (900) que la comunidad puso para estos casos; un 11,5 fue directamente a las urgencias del hospital, y el 7,5 por ciento fue a Urgencias del centro de salud. El 7,5 restante hizo uso de otros servicios.

Un 65,9 por ciento considera que la atención recibida fue buena o muy buena. Frente a ellos, el 13,3 que considera que fue mala o muy mala. Al 63 por ciento les indicaron que debían guardar medidas de aislamiento, y hasta a un 30,6 les hicieron la prueba del coronavirus.

Concretamente se llegó a hacer la prueba a 99 personas, de las que 32,9 por ciento dio positivo, es decir 33 personas. De ellas ninguna tenía de 18 a 24 años, pese a que 14 en este rango de edad cumplían el diagnostico. De 25 a 34 años se la hicieron a 9 personas, el 17 por ciento dio positivo. Asimismo, de 35 a 44 fueron 23 personas y dieron positivo 8 (35,7 por ciento); y de 45 años a 54 fueron 29 los que se hicieron la prueba y solo 9 dieron positivo (29,8 por ciento). En el rango de 55 a 64 años fueron 19 pacientes y solo había 6 positivos, y, finalmente, de más de 64 años se hizo la prueba 16 y solo 7 dieron positivo en COVID-19.

Evolución de la enfermedad

Respecto a cómo evoluciono la enfermedad, el 46,3 manifestó haber tenido síntomas leves y pasarla en casa. De ellos, el 54 por ciento eran hombres, y esta respuesta se dio sobre todo en los afectados de 25 a 34 años (91 por ciento) y de 35 a 44 (75 por ciento). Un 17,6 por ciento afirmó tener síntomas importantes, pero haberse quedado en casa.

Los que más dieron esta respuesta fueron los mayores de 65 años (34,2 por ciento), seguidos de los de más de 55 años (24,8 por ciento). Mientras que un 36 por ciento tuvo que ingresar en el hospital, el 45 por ciento de los mayores de 65 años, el 50 por ciento de los de más de 55, el 48 por ciento de los 44 a 54 años, y el 17 por ciento de los de 35 a 44 años y 8,4 lo de menos de 35 años.

Sobre cuál fue el profesional que les ha atendido, al 65 por ciento les atención un médico de Atención Primaria frente al 9,7 por ciento que fueron atendidos por un profesional de enfermería de AP. Para un 79 por ciento esa atención se llevó a cabo de forma telefónica y un 16,5 fue al centro de salud. Solo el 6,6 por ciento en algún momento acudió a urgencias del hospital. El 80 por ciento valora la atención recibida como buena o muy buena.