El CNIC desarrolla SACORA, una técnica que mejora el mapeo por resonancia. El Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) y Philips han desarrollado una técnica que permite obtener información de la composición del tejido cardiaco (mapeo por resonancia) en una única apnea, es decir, manteniendo la respiración durante 15 segundos.

Este proyecto se ha puesto en marcha con el apoyo del proyecto europeo de 4D-Heart, coordinado por el CNIC. Se trata del programa de formación Marie Sklodowska-Curie N722427.

La nueva técnica para caracterizar la composición del tejido cardiaco, denominada SACORA (SAturation recovery COmpressed SENSE Rapid Acquisition) se ha validado en modelo animal. Los resultados del trabajo se han publicado en la revista MAGMA.

El CNIC desarrolla SACORA

Uno de sus impulsores es Borja Ibáñez, director del Departamento de Investigación Clínica del CNIC. También trabaja en el Servicio de Cardiología de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid. Y forma parte del CIBER de enfermedades Cardiovasculares (CIBERCV). Según ha explicado, SACORA permite “obtener información cuantitativa de la composición tisular de todo el músculo cardiaco con un tiempo de adquisición drásticamente inferior al empleado por las técnicas de T1 mapping estándar”.

Según ha explicado Borja Ibáñez, SACORA adquiere información de 15 latidos y la calidad de la imagen es incluso mejor que con adquisiciones 3D clásicas donde es necesario compensar el movimiento respiratorio.

Javier Sánchez-González, responsable de la organización de Clinical Science en Philips Iberia, también participa en este proyecto. “La combinación de una selección inteligente de parámetros de adquisición con tecnología de aceleración basada en compressed SENSE permite la adquisición de valores precisos y reproducibles independientemente de la frecuencia cardiaca de los pacientes”.

El mismo equipo investigador ha desarrollado y patentado otra técnica de resonancia revolucionaria para adquirir anatomía y función en una apnea llamada VF-3D-ESSOS. La combinación de ambos avances puede resultar en una caracterización tisular completa en un tiempo muy reducido. «Esto revolucionará el diagnóstico mediante cardio-resonancia», como han informado los responsables del proyecto.