Las células dendríticas tienen la capacidad de reprogramar sus genes y mejorar su respuesta inmune. Así lo han indicado investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) liderados por Francisco Sánchez-Madrid. El estudio, financiado por la Fundación La Caixa, se ha publicado en Science Advances. La investigación podría tener aplicaciones en nuevos desarrollos de vacunación e inmunoterapia. El artículo describe un nuevo mecanismo que explica cómo las células dendríticas mejoran sus capacidades antivirales y de activación de la respuesta inmune.

Sinapsis inmune

Los autores del estudio han explicado que las células dendríticas “captan posibles agentes patogénicos en los distintos tejidos y vías de entrada, los procesan y transportan hasta los ganglios linfáticos. Allí se establece la comunicación con los linfocitos T a través de la ‘sinapsis inmune’, mediante la cual la célula dendrítica le ‘muestra’ a los linfocitos T diversos componentes ya procesados del agente infeccioso, para así poder ser reconocido e iniciar una respuesta inmune específica del linfocito T contra dicho agente”.

Los grupos de trabajo liderados por Francisco Sánchez-Madrid y Almudena R Ramiro han descubierto que, durante la formación de la sinapsis inmune, las células dendríticas también reciben mensajes de los linfocitos T. “Las instruyen e inducen a cambiar su programa de expresión génica y aumentan la de aquellos genes relacionados con la movilidad. Por tanto, potencian su capacidad para generar respuestas inmunes protectoras anti-patogénicas”, ha comentado Sánchez-Madrid.

Irene Fernández Delgado y Diego Calzada Fraile han sido los principales autores del estudio. Según han explicado, “este trabajo describe cómo alteraciones de la expresión genética se acompañan de cambios en las marcas epigenéticas del ADN, que, a su vez, producen variaciones transitorias en genes específicos, los cuales facilitan o dificultan su expresión”. El gen Ccr7, situado en la superficie de las células dendríticas, las dirige hacia los ganglios linfáticos.

Eficiencia de las células dendríticas

Los investigadores han descubierto que, tras producirse una sinapsis inmune, las células dendríticas son más “eficientes” en su migración a los ganglios linfáticos. Allí se generan la mayoría de procesos para la activación de la respuesta inmune específica o adaptativa. Este estudio se ha realizado en colaboración con las Unidades del CNIC de Bioinformática, dirigidas por Manuel Gómez y Fátima Sánchez-Cabo. También ha colaborado la Unidad de Genómica, coordinada por Ana Dopazo.