El Colegio de Médicos de Bizkaia (CMB) ha pedido a sus facultativos que sigan manteniendo el mismo grado de observación del Código de Deontología Médica en lo que se refiere al secreto profesional en cuanto a sus pacientes. El organismo colegiado hizo público un comunicado en el que agradece a todos sus colegiados, a los que se han inscrito para realizar labores de voluntariado y a todo el personal médico y sanitario en general, la profesionalidad y la generosidad que están demostrando en estos difíciles momentos que vive “nuestra comunidad autónoma, el Estado español y una gran parte de los países del mundo debido al coronavirus SARS CoV-2”.

Sobre el secreto profesional, el Colegio de Médicos de Bizkaia especifica que “en un momento de tanta tensión y sobrecarga laboral”, no sería extraño ceder a demandas externas y ofrecer más información de la debida con el consiguiente perjuicio para los pacientes. Por esa razón, este órgano colegiado pide a los profesionales sanitarios que se mantengan vigilantes al respecto. En este sentido, el colegio también quiere realizar una petición a los medios de comunicación apelando a su responsabilidad social.

Anima a sus profesionales a respetar sus propios códigos de deontología periodística y a evitar cualquier tipo de sensacionalismo y especulación que no haría más que aumentar el grado de alarma ciudadana. Por las circunstancias extraordinarias que se están viviendo, desde el organismo presidido por Cosme Naveda, formulan algunas solicitudes y recomendaciones no solo a los profesionales médicos, sino también a la población de Bizkaia en general y a la autoridad competente.

Así, la organización insta a sus colegiados a protegerse al máximo durante el desarrollo de la actividad asistencial y a solicitar y utilizar el material necesario en cada momento para que esa protección sea efectiva tanto para ellos y ellas mismas como para sus pacientes.

Demanda igualmente a las empresas contratadoras a proporcionar ese material para que los médicos, y resto de profesionales de la Sanidad, puedan desempeñar su trabajo en una condición de seguridad garantizada y continua.

La entidad que representa a los médicos vizcaínos solicita a la Administración la provisión del material de protección necesario para salvaguardar, al máximo posible, a los médicos y a todo el personal sanitario en sus actividades clínicas con los pacientes. Para el CMB esta cuestión es absolutamente prioritaria.

Anima también a toda la población vizcaína a seguir rigurosamente las indicaciones realizadas por las autoridades de la Comunidad Autónoma Vasca (CAPV) en lo que se refiere a respetar las medidas de seguridad e higiene y el confinamiento decretado como forma de prevención del contagio, propio y ajeno, y contención de la pandemia.

En referencia a todas las informaciones que la ciudadanía recibe, sobre todo a través de las redes sociales, el CMB pide que se mantenga siempre un cierto grado de escepticismo al respecto, ya que muchas de las informaciones no son veraces ni contrastadas y solo sirven para confundir y crear estados de alarma y temor innecesarios.