Ante el establecimiento de la prórroga de contratación de los médicos residentes de último año de las especialidades de Geriatría, Medicina del Trabajo, Medicina Familiar y Comunitaria, Medicina Intensiva, Medicina Interna, Medicina Preventiva y Salud Pública, Neumología, Pediatría, Radiodiagnóstico y Microbiología y Parasitología, que se anuncian en la Orden SND/299/2020 de 27 de marzo, y que ratifica lo establecido en este sentido por la Orden SND/232/2020 de 15 de marzo, el Colegio de Médicos de Bizkaia desea manifestar:

  • Que los médicos internos residentes son profesionales que dedican años de mucho trabajo y gran esfuerzo a formarse como especialistas y ese proceso debe culminar con la adquisición de la categoría que les corresponde por pleno derecho en el momento preciso de la finalización de su formación.
  • Que, por lo tanto, a las médicas y los médicos que terminarán en el mes de mayo su formación MIR y, que a partir de ese momento serán especialistas, se les debe considerar y contratar como tales.
  • Que, debido a las circunstancias extraordinarias, consecuencia de una escasez de profesionales de la Sanidad, que han llevado a las autoridades a dictar estas medidas, no es admisible que se penalice a las y los residentes de Medicina de último año con tratamiento injusto y desigual.
  • Que prorrogar su contratación como residentes sería cometer con  ellos un doble agravio comparativo: por un lado, frente a sus compañeros MIR de otras especialidades, que sí obtendrán la consideración de especialistas al finalizar la residencia en mayo y se les podrá contratar como tales. Y, por otro, porque se les estará equiparando a aquellos licenciados y graduados en Medicina a quienes, sin haber llevado a cabo los años de residencia preceptivos, se ha aprobado contratar en las condiciones que recoge el Real Decreto 1146/2006, de 6 de octubre, por el que se regula la relación laboral especial de residencia para la formación de especialistas en Ciencias de la Salud.

 

Por lo tanto, el Colegio de Médicos de Bizkaia reclama a las autoridades sanitarias competentes la modificación de esta medida. Igualmente, insta a las entidades contratadoras a la contratación como especialistas de todos los médicos residentes de último año que terminen su residencia en el próximo mes de mayo, cualquiera que sea su especialidad, con todos los derechos y las obligaciones que les correspondan como tales y considera inaceptable cualquier tratamiento profesional y laboral hacia ellos en otras condiciones que no sean estas.