El pasado sábado el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Córdoba entregaba sus Insignias de Oro, con motivo de la festividad de la Inmaculada Concepción, que tendrá lugar el próximo 8 de diciembre. Entre los condecorados destacaba la figura del presidente de Honor de A.M.A., presidente de A.M.A. Vida y Fundación A.M.A., Diego Murillo.

Tras recibir dicha insignia, Diego Murillo intervenía para agradecer esta distinción que recogía con orgullo, queriendo reconocer en primer lugar los “importantes logros” que el presidente del Colegio está consiguiendo “en la compleja tarea de promocionar los intereses” de sus colegiados, para intentar facilitar un avance profesional y proporcionar al ciudadano un servicio de máxima calidad.

De esta forma, el presidente de Honor A.M.A insistía en que frente a los problemas económicos que “pronto conseguiréis superar esta situación de crisis, logrando equilibrar los intereses de todos los farmacéuticos a la vez que les sabréis dar un servicio de calidad al ciudadano” porque, continuó, “los boticarios sois el primer eslabón de la cadena del sistema sanitario”.

Por último, Diego Murillo realizaba una breve historia de A.M.A., “una entidad constituida por unos pilares básicos, la solidaridad, la ayuda y la confianza”, que está dirigida por profesionales sanitarios y es la única en España especializada en este sector.

Otros condecorados

Además de Diego Murillo, las insignias de oro del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Córdoba también eran entregadas a los farmacéuticos colegiados que han cesado este año en el ejercicio profesional, junto a la Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba y el doctor en Filología Eulalio Fernández.

El acto era presidido por Rafael Casaño de Cuevas, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Córdoba, y contó con la asistencia, del presidente de A.M.A., Luis Campos; la ex presidenta de la Federación Internacional Farmacéutica, Carmen Peña, el Doctor Bartolomé Beltrán y más de un centenar de asistentes, entre autoridades y colegiados.