Si bien la Ley del Tabaco supuso un antes y un después en nuestro país, lo cierto es que se calcula que aún se siguen produciendo unas 52.000 muertes relacionadas con el consumo de tabaco en España.  Es por ello que el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), que representa a 33 sociedades científicas y consejos de colegios profesionales implicados en la prevención y control del tabaquismo en España opina que aún queda trabajo por hacer, y que sin embargo, parece que se haya abandonado esta cuestión.

Así, en un comunicado acusaba al Gobierno de haber renunciado a seguir avanzando en la prevención y control del tabaquismo al zanjar la trasposición de la Directiva Europea de Productos de Tabaco con retraso y sin dejar espacio al diálogo social ni parlamentario.

Esta reclamación procede tras la aprobación, el pasado 17 de noviembre, de una nueva norma para trasponer la Directiva Europea 2014/40/ de Productos de Tabaco, por parte del el Consejo de Ministros, que se tramitó como Real Decreto-ley, que no permite un debate parlamentario, como ocurre con los Proyectos de Ley.

De esta forma, lo que pide el CNPT es aprovechar la transposición para introducir mejoras en las políticas de control del tabaco, tal como han hecho otros países europeos, y que, en el caso del nuestro, tienen aún más justificación por la alta prevalencia de esta adicción.

El nuevo Real Decreto

Sobre esta nueva normativa, cabe resaltar que el nuevo real decreto modifica la llamada Ley del Tabaco española a fin de transponer la citada directiva, pero según el CNTP lo hace con una visión de mínimos desoyendo a la sociedad civil y a los profesionales de la salud, que están reclamando medidas más enérgicas que reduzcan el consumo de tabaco y la exposición al humo ambiental.

Así, el Consejo argumenta que en el preámbulo del Real Decreto-Ley aprobado, el Gobierno expone que se ha optado por esta tramitación urgente -en lugar de impulsar el debate social y parlamentario que requiere la tramitación ordinaria de un Proyecto de Ley- para hacer frente al retraso en la trasposición de la Directiva Europea.

Asimismo, el pasado mes de junio, el Ministerio de Sanidad sometió al trámite de audiencia y exposición pública un Proyecto de Ley que debería haber sido enviado a las Cortes Generales con el objetivo de completar la trasposición de la Directiva Europea de Productos del Tabaco, pero el CNTP reclama que se e ha optado por abandonar aquella iniciativa, sin que se conozcan los motivos de esa decisión, y optando en cambio por un “Decretazo”.