El Pleno del Congreso ha rechazado este miércoles el documento con medidas sociales aprobado por la Comisión para la Reconstrucción del país tras la COVID-19. Mientras que ha aprobado los otros tres textos con las conclusiones económicas, sanitarias y relativas a la Unión Europea.

Finalmente Vox ha reaparecido este miércoles para votar en contra de los todos los dictámenes en el Pleno. Contribuye así al poner en peligro el social y el económico, que no contaban con el apoyo del PP.

El texto con medidas sociales ha sido rechazado por 175 votos frente a 172 votos. Se trata del único de los cuatro que no ha salido adelante, aunque el relativo a la reconstrucción económica se ha salvado por tan sólo un voto de diferencia.

En esta ocasión, Ciudadanos ha sido un aliado fundamental porque ha apoyado todos los documentos, menos el que ha caído. Mientras que, tras semanas de negociaciones, se ha logrado sumar también al PP a otros dos documentos: el sanitario y el europeo.

En concreto, el dictamen de política social ha sido rechazado por PP, Vox, Ciudadanos, Junts, PNV, Bildu, la CUP, Coalición Canaria, Foro Asturias y Unión del Pueblo Navarro. El BNG, que había anunciado voto en contra, se ha pasado a la abstención. No ha sido suficiente para salvar el texto global, que ha recibido el apoyo de 172 diputados.

Díctamenes sobre Sanidad para la Reconstrucción

Los dictámenes sobre Sanidad y Unión Europea han recibido vía libre con un amplio respaldo, puesto que los partidos que integran el Gobierno han recabado para ellos el apoyo tanto del PP como de Ciudadanos. El primero ha reunido 256 síes y el segundo ha alcanzado los 276 porque ha sumado también a partidos nacionalistas e independentistas.

En concreto, el documento sanitario ha sido avalado por PSOE, Unidas Podemos, PP, Ciudadanos, Más País, Compromís y Nueva Canarias. Por su parte, Vox, ERC, Junts, Bildu, PNV, BNG y la CUP han votado en contra, mientras que se han registrado tres abstenciones, una de ellas de Coalición Canaria.