El Congreso de los Diputados vuelve a abrir el debate entre ley de eutanasia o reforma de los cuidados paliativos. Así, la próxima semana el Pleno del Congreso debe votar las dos enmiendas a la totalidad que PP y Vox han registrado como alternativa a la regulación de la eutanasia del PSOE. Están tomadas en consideración en el mes de febrero.

El texto socialista busca reconocer el derecho a morir a las personas que padezcan una enfermedad o discapacidad grave. Estas no deben tener más opciones de tratamiento y su voluntad debe estar respaldada por informes médicos. Además, establece la posibilidad a los profesionales de la salud de apelar objeción de conciencia en caso de no querer realizar esta práctica.

La iniciativa ya pasó el corte del Congreso en 2018, donde obtuvo el respaldo de todos los grupos parlamentarios a excepción del PP, que votó en contra. Tras años de tramitación, la norma decayó con la disolución de las Cortes por la convocatoria de elecciones. El pasado mes de febrero, el PSOE volvía a llevarla al Pleno de la Cámara baja. En esta ocasión, el texto obtuvo, además del de los ‘populares’, el voto contrario de Vox. De esta forma se volvió a abrir el debate.

Volver a abrir el debate

Como alternativa a la ley de eutanasia el PP propone abrir el debate de los cuidados paliativos. Así, propone una regulación de los cuidados paliativos como asistencia sanitaria “más adecuada para velar por el bienestar” del paciente, incluso “cuando aquello pueda acortar o incluso poner en peligro inminente su vida”.

Entre sus derechos, la ley incluye los cuidados paliativos integrales, el tratamiento del dolor, previendo específicamente el derecho a la sedación paliativa. También el derecho a recibir estos cuidados en el domicilio o en otro lugar que designe el paciente. Igualmente, el acompañamiento de sus familiares o allegados y el auxilio religioso que deseen, entre otros. Del mismo modo, indican que, cuando existan discrepancias se contará con asesoramiento del Comité de Ética Asistencial correspondiente.

Por su parte, Vox recurre a la Constitución para señalar que en el artículo 15 se protege y defiende el derecho a la vida y a la integridad física y moral. Un derecho que, a su juicio, no se acata con la ley que propone el PSOE. Los de Santiago Abascal recogen en su propuesta el derecho a unos cuidados paliativos integrales y de calidad por profesionales.