Con el objetivo de dar cumplimiento al texto refundido de la Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios aprobado mediante el Real Decreto ley 1/2015, el recientemente celebrado Consejo de Ministros ha acordado la distribución de 24.370.614,71 euros entre las comunidades autónomas, Ceuta y Melilla.

De esta forma, el acuerdo establece distribuir 23.191.834,71 euros entre las comunidades autónomas para toda clase de gastos necesarios, incluido personal, para el desarrollo de programas de políticas de cohesión sanitaria, de formación continuada en el uso racional del medicamento para médicos, odontólogos, farmacéuticos, enfermeros e inspectores del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Por otra parte, el acuerdo contempla destinar 1.178.780 euros al desarrollo del Plan Nacional de Donación de Médula Ósea como estrategia de salud del Plan de Calidad del Sistema Nacional de Salud.

Detección precoz de enfermedades raras

Asimismo, otra de las medidas abordadas en materia sanitaria en este Consejo de Ministros ha sido la aprobación de un presupuesto de 2.818.070 euros destinado a desarrollar actuaciones de vigilancia de la salud e iniciativas encuadradas dentro de las Estrategias en enfermedades raras y en las enfermedades neurodegenerativas, incluida la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA).

Los fondos para las estrategias frente a enfermedades raras y enfermedades neurodegenerativas se distribuirán a todas las comunidades autónomas (excepto País Vasco y Navarra) y Ceuta y Mella, siguiendo un criterio poblacional.

En concreto, la Estrategia en enfermedades raras recibirá un montante de 1 millón de euros, el apartado de vigilancia en salud que contará el mismo importe y para las enfermedades neurodegenerativas se destina una cantidad de 818.070 euros para actividades encaminadas, entre otras cuestiones, a su detección precoz.

Atención sanitaria a los refugiados

Por otra parte, el Consejo de Ministros también ha acordado el reparto de 1.750.000 euros entre todas las CC.AA. y Ceuta y Melilla con el fin de contribuir a financiar determinadas actuaciones complementarias de la atención sanitaria prestada a los solicitantes y beneficiarios de protección internacional.

La asistencia sanitaria a los refugiados está garantizada por los Servicios de Salud de las CC.AA. pero no así otras actuaciones complementarias como la obtención de certificados médicos, la contratación de intérpretes, mediadores culturales o traslados de los reasentados. A estos fines es a los que se van a destinar los fondos que se distribuyen.

Red de agencias de evaluación

Por último, el Gobierno ha aprobado en este mismo Consejo de Ministros los criterios de distribución de 3.575.000 euros destinados a la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias y Prestaciones del SNS

Las actuaciones que se llevarán a cabo son: la elaboración de informes de evaluación de tecnologías sanitarias, guías de práctica clínica y otros productos basados en la evidencia, el plan de detección de tecnologías nuevas y emergentes, los estudios de monitorización así como la actividad internacional y las actividades científicas, formativas y de diseminación.

El importe total se repartirá entre las comunidades autónomas de Andalucía, Aragón, Canarias, Cataluña, Galicia, Madrid y País Vasco para el Plan Anual de Trabajo de 2019.