El contacto continuo piel con piel que se inicia inmediatamente después del parto, incluso antes de que el bebé se haya estabilizado, puede reducir la mortalidad en un 25% en los bebés con un peso muy bajo al nacer. Así se desprende de un estudio realizado en países de ingresos bajos y medios y coordinado por la OMS a iniciativa de investigadores del Karolinska Institutet, en Suecia, y publicado en ‘The New England Journal of Medicine’.

“La idea de ofrecer el contacto piel con piel inmediatamente después del parto a los bebés muy pequeños e inestables ha encontrado una resistencia bastante fuerte, pero alrededor del 75% de las muertes se producen antes de que el bebé se considere suficientemente estable”, afirma Nils Bergman, médico e investigador del Departamento de Salud de la Mujer y el Niño del Karolinska Institutet y uno de los iniciadores del estudio.

Resultados del estudio

La mortalidad durante los primeros 28 días fue del 12% en el grupo de iKMC, frente al 15,7% del grupo de control, lo que supone una reducción del 25%. También hubo un número significativamente menor de bebés en el grupo de Cuidado Madre Canguro inmediato (CMCI) con baja temperatura corporal o intoxicación bacteriana de la sangre.

Los investigadores estiman que el Cuidado Madre Canguro inmediato CMCI tiene el potencial de salvar la vida de otros 150.000 recién nacidos pequeños cada año. “Mantener a la madre y al bebé juntos desde el nacimiento, con cero separación, revolucionará la forma en que se practican los cuidados intensivos neonatales para los bebés nacidos antes de tiempo o de pequeño tamaño”, dice el doctor Rajiv Bahl, Jefe de Investigación y Desarrollo de la Salud Materna y Neonatal de la OMS y coordinador del estudio.

La OMS está en proceso de revisar sus recomendaciones actuales sobre el cuidado de la madre canguro, publicadas en 2015, a la luz de las nuevas evidencias. La OMS recomienda el CMC para todos los bebés, pero el nuevo estudio aporta pruebas importantes sobre el papel salvador del CMCI para los bebés pequeños inestables.