El control del colesterol permite manejar el riesgo cardiovascular