No hay evidencia de un mayor riesgo de sufrir la infección en pacientes con Parkinson, y tampoco hay datos de que la enfermedad en sí suponga un peor pronóstico en caso de sufrir la infección. Así lo ha señalado en un comunicado el Grupo de Estudio de Trastornos del Movimiento de la Sociedad Española de Neurología (SEN), en el que informa de que no hay evidencia de que los tratamientos utilizados para la patología produzcan un incremento del riesgo de desarrollar la infección, por lo que rechazan el abandono de estos tratamientos.

El Grupo de la SEN ha emitido una serie de consejos para los pacientes con Parkinson ante la propagación del Covid-19. Entre otras medidas apuntan que tanto el paciente como el cuidador deben respetar y cumplir las normativas y recomendaciones trasmitidas a la población por el Ministerio de Sanidad y por las autoridades, y no abandonar los ejercicios y terapias complementarias que se estuvieran llevando a cabo.

Con respecto a la asistencia a consultas de Neurología o citas programadas, se recomienda consultarlo con el centro, aunque aconseja a las personas mayores o de riesgo evitarlas si no son estrictamente necesarias.