El coste de la depresión podría variar entre los 150 y los 370 millones de euros anuales. En esta cantidad se ha incluido la baja laboral o incapacidad, la disminución de la productividad y la jubilación anticipada. Esta patología mental supone la segunda causa de incapacidad laboral, por detrás de los trastornos osteomusculares. Son algunos de los datos aportados por los expertos participantes en el ‘Diálogo Online de Escucha Activa: ¿Pueden las empresas ayudar a prevenir la depresión? Los retos de la depresión en el entorno laboral’. Este encuentro, organizado en el marco de la iniciativa Rethink Depression, cuenta con el apoyo de Lundbeck.

El coste de la depresión y su prevención

La prevención de la depresión en el ámbito laboral podría aumentar con una mayor sensibilidad por parte de las empresas. Los expertos también han apuntado al aumento de la flexibilidad y la promoción de la relación entre los servicios médicos y asistenciales. Estas medidas serían favorables para facilitar una detección más precoz que mejore el diagnóstico, y facilite el tratamiento y la recuperación.

En el encuentro han participado Rosa Gutiérrez Labrador, psiquiatra jefa de Sección del SSM de Alcobendas en el Hospital Universitario Infanta Sofía de Madrid, y Francisco Fornés Úbeda, jefe de Servicio de Salud Laboral y Prevención de Riesgos Laborales del Ayuntamiento de Valencia. También ha intervenido el actor y presentador Javier Martín, que durante años sufrió depresión. La moderadora ha sido Susana Gómez-Lus, directora médica y de acceso al mercado de Lundbeck.

Esta edición de los Diálogos Online de Escucha Activa ha contado con el aval de la Sociedad Española de Psiquiatría (SEP) y la colaboración de la Asociación La Barandilla. Esta iniciativa forma parte de la III edición de la campaña #DeLaDepresiónSeSale

Francisco Fornés ha resaltado que la depresión afecta más a “las personas que trabajan en el sector servicios, sobre todo con más alto nivel de cualificación, con más responsabilidades y con trabajos que suponen una mayor implicación emocional”.

Promoción de la Salud mental

Según Rosa Gutiérrez, sería positivo “pasar de la prevención de riesgos psicosociales a la promoción de la Salud mental en la empresa”. En este sentido, se ha referido a favorecer una alimentación saludable, afianzar la práctica regular de ejercicio físico. También a fortalecer la resiliencia de los trabajadores con formación en el manejo de las emociones, gestión del estrés, la comunicación, las habilidades sociales y el autoliderazgo.

Los expertos han hablado de diversos aspectos relacionados con la depresión, como el tabú o la banalización de la enfermedad. Rosa Gutiérrez ha señalado que “cuanto mayor sea la conciencia social sobre la depresión, mayor será la empatía hacia las personas que la sufren”.

En su intervención, Susana Gómez-Lus ha manifestado que Lundbeck sigue “trabajando día a día para mejorar el conocimiento de la depresión en todos los ámbitos y, por supuesto, en el trabajo”. “La visibilización e información es una de las claves para la prevención de la depresión”, ha dicho la directora médico de Lundbeck.