El cáncer de colon es el 4° tipo de cáncer más frecuente en México y el mundo y es el responsable de aproximadamente 700.000 muertes al año, en entrevista con la doctora Erika Ruíz García, Presidente de la Sociedad Médica del Instituto Nacional de Cancerología y adscrita al departamento de Tumores gastrointestinales del mismo Instituto, abundamos en este tema con motivo del Día Mundial contra el Cáncer de Colon. Especialmente en lo que se refiere al manejo de los pacientes.

De acuerdo la IARC (International Agency for Research on Cancer) en 2011, se registró que 1 de cada 2 hombres y 1 de cada 3 mujeres padecerán cáncer en algún momento de su vida, por lo cual las personas deben estar alerta sobre cualquier síntoma que se presente y acudir al médico, pero sobre todo, evitar la automedicación.

¿Cuáles son los factores de riesgo del CCR y cuáles son sus principales manifestaciones?

Existen dos tipos de factores, los modificables como son el sobrepeso u obesidad, inactividad física, ciertos tipos de alimentación, tabaquismo, consumo de alcohol en grandes cantidades, en general la falta de hábitos saludables.

En los factores no modificables podemos observar el envejecimiento, antecedente personal de cáncer colorrectal o pólipos (crecimientos no cancerosos que se pueden desarrollar en la pared interna del colon y del recto, a medida que las personas envejecen) colorrectales, antecedente personal de enfermedad inflamatoria del intestino (incluyendo colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn), antecedente familiar de cáncer colorrectal o pólipos adenomatosos, Síndromes hereditarios

¿En qué edades se manifiesta? 

La mayoría de los casos de cáncer colorrectal se presenta en personas mayores de 50 años, la edad promedio al momento del diagnóstico es de 68 años en hombres y 72 años en mujeres.

¿Ha detectado cambios en las edades de aparición?

Sí, actualmente, comienza a observarse un cambio a nivel mundial con un mayor numero de casos en población menor de 50 años, afectando así tanto a adultos jóvenes como a adolescentes. En Estados Unidos de América, se ha registrado que la tasa de incidencia va aumentando un 2% cada año en adultos menores de 55 años.

¿Cuál podría ser el motivo de este cambio?

Existen muchas líneas de investigación al respecto, desde lo genético hasta la búsqueda de una relación en la cual los microbios puedan favorecen esta situación, incluso se ha pensado que pueda implicar una consecuencia de la epigenética (entiéndase esta última cuando los genes se inhabilitan debido a factores ambientales como el tabaquismo o la edad, por ejemplo). Al día de hoy, se sigue investigando.

¿Cuáles son los tratamientos disponibles en México?

En la atención del cáncer, diversos médicos trabajan en conjunto en el plan de tratamiento, este equipo debe estar conformado por un cirujano oncólogo, el oncólogo clínico y un radioncólogo idealmente, también deberá integrarse un nutriólogo, psicólogo y de acuerdo al caso, un genetista.

¿Hay tratamientos innovadores en nuestro país?

Si, además de los tratamiento básicos, como son la cirugía, radioterapia y quimioterapia, existe la llamada terapia dirigida que es un tratamiento que apunta a los genes o a las proteínas específicos del cáncer. Para poder dar esta terapia, será necesario buscar en el tejido del tumor ese gen o proteína blanco a donde se le unirá el medicamento a través de una prueba molecular.

En cáncer colorrectal, también se está utilizando la inmunoterapia, la cual está diseñada para estimular las defensas naturales del cuerpo a fin de combatir el cáncer, y de igual forma que la terapia dirigida, solo podrá utilizarse la inmunoterapia si el cáncer presenta ciertas características.

¿Existe una relación entre la microbiota y el CCR?

La microbiota es el conjunto de microorganismos (bacterias, hongos, virus, arqueas y protozoos) localizado en diferentes sitios del cuerpo. En el intestino juegan un papel esencial, pues tienen una estrecha relación con la salud y la enfermedad, particularmente el cáncer. Actualmente hay muchas investigaciones alrededor de este tema, pues por ejemplo, en algunos casos se ha observado que la microbiota puede influir positiva o negativamente en la respuesta a la inmunoterapia y quimioterapias. 

Este tema es muy apasionante pero complejo, pues la genética del huésped, factores ambientales, la dieta, la propia enfermedad, medicamentos y/o el estrés, entre otros, modifican microbiota intestinal de manera continua.

¿Qué hay sobre la investigación de esta relación en el Instituto?  ¿Hay resultados?

Hace menos de 2 años empezamos esta línea de investigación. Al día de hoy puedo comentar que hemos observado cambios en  la población bacteriana con respecto a la aplicación de la quimioterapia. Actualmente, se están haciendo análisis, para ver si las bacterias interfieren con la respuesta al tratamiento.

Sobre la actual atención de los pacientes con este tipo de cáncer ¿Cuál es su percepción ante la pandemia?

Nos ha tocado vivir una situación compleja ante la pandemia por la COVID-19, el mundo no estaba preparado para esta situación. Hay muchos reportes sobre diferimiento del manejo del cáncer y de muchas otras enfermedades a nivel global y México no es la excepción. En un principio se pensó que esto duraría un par de meses y por eso las políticas internacionales sobre el tratamiento del cáncer fue el diferimiento de lo NO urgente. Hoy esto ha cambiado. Sin duda, COVID-19 ha entorpecido el manejo de los pacientes con cáncer.

Médicos y pacientes deben estar informados y ser conscientes si ese síntoma persiste pese a un tratamiento o un segundo tratamiento, habrá que solicitar la realización de estudios mas profundos o pedir una 2ª opinión. De nosotros los médicos depende el tener un diagnóstico temprano, buscando así que el cáncer sea curable.