Como respuesta al escrito cursado el 13 de febrero por la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid, CC.OO, CECU, FACUA y UGT, que reclamaban al Defensor del Pueblo las actuaciones pertinentes para paralizar la reducción horaria de la consulta programada en los centros de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid, este organismo ha solicitado a la Consejería de Sanidad información sobre los resultados de la prueba piloto  que se había iniciado.

Cabe recordar que la propuesta de la Comunidad pasaba por una reducción horaria hasta las 18:30 horas de la consulta programada en los centros de salud. Tras las críticas realizadas a esta iniciativa, y a la entrada del periodo electoral, la Comunidad de Madrid decidió no continuar, por el momento, con esta iniciativa aunque ya se había iniciado una fase piloto en un total de 14 centros.

Con independencia de ello, el Defensor del Pueblo ha estimado oportuno iniciar una actuación ante la Consejería de Sanidad con el fin de conocer “las características” de dicho proyecto organizativo y sus objetivos, así como de los resultados de la fase de prueba.

Los motivos de la reclamación

Por su parte, los demandantes al conocer esta información, han declarado que “independientemente de las actuaciones del Defensor del Pueblo los sindicatos, asociaciones de defensa de la Sanidad pública y de consumidores firmantes continuarán exigiendo la retirada inmediata de esta reducción de citaciones en los 14 centros de salud y promoviendo actividades y movilizaciones para rechazar este recorte en la Atención Primaria y garantizar una atención sanitaria pública de calidad para toda la población de la Comunidad de Madrid”.

Respecto al porqué estas organizaciones optaron por dirigirse al Defensor del Pueblo, en primer lugar, se argumentaba que esta medida de limitar el horario a las 18:30 horas, en lugar de las 21 horas, iba a causar “graves perjuicios” a la población madrileña.

Igualmente, los sindicatos y asociaciones que cursaron el escrito ante la institución aseguran que la solución de los problemas de la Atención Primaria pasa por incrementar los presupuestos destinados a este nivel asistencial para, “primero, conseguir un 15 por ciento y luego ir  progresivamente aumentar la cantidad hasta el 20 por ciento”, dando prioridad a la mejora de personal y a las inversiones para la creación de centros de salud. También apuntan que en los centros de salud se requieren 500 profesionales médicos y 2000 de enfermería más, así como 600 en los equipos administrativos.