En España, el dolor crónico afecta a un 18 por ciento de la población. De ellos, el 12 por ciento considera que lo sufre de manera moderada o intensa. La artrosis es una de las patologías con mayor impacto en el dolor crónico en España. Afecta a más de la mitad de los mayores de 65 años. También son relevantes el dolor musculoesquelético (21 por ciento) y el dolor lumbar (14 por ciento).

El dolor crónico no solo tiene un impacto en las personas de edad avanzada. Dentro de la comunidad infanto-juvenil esta patología se manifiesta de alguna forma en el 37,3 por ciento de los estudiantes de entre 8 y 16 años.

El dolor crónico no solo afecta al estado de salud de los pacientes. También tiene un impacto económico de 16.000 millones de euros al año. Esta cifra es equivalente al 2,5 por ciento del PIB español.

Reducir el impacto del dolor crónico

Estos son algunos de los datos que ofrece la iniciativa de Grünenthal, Dolor.com con motivo del Día Mundial contra el Dolor. Para ello ha elaborado unas “infografías sobre el dolor” para exponer cómo el dolor puede afectar a diferentes ámbitos de la vida del paciente. Además, ofrecen recomendaciones sobre alimentación, la actividad física y aspectos psicológicos para pacientes que sufren dolor.

Así, para reducir el impacto del dolor crónico, los expertos recomiendan un descanso adecuado, controlar la respiración, llevar una dieta adecuada y afrontar la enfermedad de manera positiva.

Asimismo, Grünenthal ofrece su compromiso a los afectado. Para ello pone a su disposición más de 250 profesionales para mejorar la calidad de vida de los más de 4,5 millones de pacientes que se esperan en 2022.