El gasto sanitario público en el año 2019 en España supuso 75.025 millones de euros. Del mismo, la retribución de personal, que alcanzó en el año 2019 un total de 33.553 millones de euros. Este es el gasto que absorbe un mayor porcentaje del total. Es decir, Así, en 2019, un 44,7 por ciento del gasto sanitario público se destinó a cubrir las remuneraciones de los trabajadores del sector. Así se desprende del informe Estadística del Gasto Sanitario Público de 2019 dado a conocer en marzo de este año.

Este gasto supuso, por tanto el 6 por ciento del producto interior bruto (PIB). Cabe recordar que, según datos del propio Ministerio de Sanidad, esta cifra está por debajo de países de nuestro entorno como Francia, Alemania o Reino Unido.

Otro dato relevante es que la media anual de crecimiento del gasto sanitario público en el quinquenio 2015-2019 fue de un 3,4 por ciento. En este mismo período, el PIB creció, en términos medios anuales, un 3,7 por ciento.

Partidas del gasto sanitario público

Además del gasto en personal, hay otras partidas especialmente relevantes. En concreto, le siguen en importancia los gastos en consumo intermedio, con un 25,6 por ciento. Después,  los gastos en trasferencias corrientes, que suponen un 16,8 por ciento, y los gastos en compras al sector privado a través de conciertos, que representan un 10,8 por ciento del gasto sanitario público.

En el último año, respecto al anterior, se observa un aumento en todas las categorías. Los más acusados corresponden a los gastos en remuneración de personal, un 7,2 por ciento, y en consumo intermedio, un 6,4 por ciento.

De nuevo la Atención Especializada se lleva el grueso del gasto. Así, los servicios hospitalarios y especializados representaron un 62,2 por ciento del gasto total consolidado en el año 2019. Por otra parte, el gasto en farmacia supuso un 15,7 por ciento. De nuevo, los servicios primarios de salud se quedaron en un 14,8 por ciento.

Gasto sanitario público por CC.AA

Por último, el gasto también puede disgregarse por administraciones responsables. En este sentido, el sector Comunidades Autónomas fue responsable del 93 por ciento del total. Le siguen en importancia las Mutualidades de Funcionarios  con un 3 por ciento; la Seguridad Social (2,3 por ciento); las Corporaciones Locales (0,9 por ciento) y la Administración Central (0,9 por ciento). Se observa que, en 2019, con respecto a 2018, se incrementó el gasto sanitario en todos los sectores, excepto Mutualidades de Funcionarios. Los aumentos más importantes se produjeron en las Comunidades Autónomas, un 5,9 por ciento, y en las Corporaciones Locales, un 4,6 por ciento.

De acuerdo con los datos del año 2019, un 44,7 por ciento del gasto ha sido originado por tres comunidades autónomas: Cataluña, Andalucía y la Comunidad de Madrid, con 11.532, 10.658 y 8.962 millones de euros, respectivamente. La Rioja, Cantabria y la Comunidad Foral de Navarra son las comunidades con el gasto más bajo, en valores absolutos.

En relación a su población, en 2019, las comunidades con mayor gasto sanitario público son el País Vasco (1.873 euros por habitante); el Principado de Asturias (1.763 euros por habitante) y la Comunidad Foral de Navarra (1.694 euros por habitante). Las comunidades con menor gasto sanitario público son Andalucía (1.262 euros por habitante); la Comunidad de Madrid (1.340 euros por habitante) y las Illes Balears (1.475 euros por habitante).