El Gobierno ya ha anunciado cuáles van a ser sus principales medidas y restricciones para esta Navidad, para evitar empeorar las cifras de la pandemia. Entre lo más destacado, limitar a seis personas las reuniones familiares y sociales que se celebren durante las fiestas de Navidad. Asimismo, propone un confinamiento nocturno entre la 1 y las 6 horas los días 24 y 31 de diciembre. Así lo contempla el borrador ‘Propuestas de medidas de salud pública frente a la COVID-19 para la celebración de las fiestas navideñas’.

El documento insiste en que no deberían acudir a ninguna reunión familiar o social aquellas personas que han sido diagnosticadas con COVID-19 y aún están en periodo de transmisibilidad. Esto incluye a aquellos que tienen síntomas de COVID-19; están esperando los resultados de la prueba diagnóstica de coronavirus; o pueden haber estado expuestas a alguien con COVID-19 en los últimos 14 días.

Por otra parte, se recuerda que en todos los contextos se deben mantener las medidas de prevención: mascarilla (uso de mascarilla todo el tiempo posible); manos (lavado de manos frecuente); metros (mantenimiento de la distancia física); maximizar ventilación y actividades al aire libre (mantener las ventanas y puertas abiertas en la medida en que sea seguro y factible según la temperatura); minimizar número de contactos (preferiblemente siempre los mismos); y “me quedo en casa si síntomas, diagnóstico o contacto”.

También se contemplan restricciones para esta navidad respecto a la movilidad territorial nacional e internacional. En primer lugar,  se aconseja evitar aquellos viajes que no sean estrictamente necesarios. En el caso de los viajes internacionales, los ciudadanos procedentes de un país o zona de riesgo deberán disponer de una prueba diagnóstica de infección activa (PDIA) con resultado negativo, realizada en las 72 horas previas a la llegada a España.

Otras restricciones para esta Navidad

En cuanto a otras restricciones para esta Navidad, el documento valora la celebración de otros eventos habituales. En concreto, recuerda que los eventos como la Cabalgata de Reyes y otro tipo de acontecimientos que transcurren en las fiestas navideñas suponen situaciones de “elevado riesgo” de transmisión por la elevada cantidad de asistentes. De esta forma, no recomienda su celebración.

También contempla otro tipo de eventos realizados en plazas o lugares concretos como visitas a instalaciones de portales de Belén o conciertos navideños. Estos podrán celebrarse si se puede controlar el acceso y la distancia interpersonal durante el evento. Eso sí, siempre respetando un aforo del 50 por ciento. Por otro lado, las actividades navideñas tradicionales que se celebren en cines, teatros, auditorios, carpas de circo o similar se realizarán respetando el aforo vigente en la comunidad autónoma.

Sin embargo, el documento establece que la celebración de grandes eventos deportivos como, por ejemplo, la maratón de ‘San Silvestre’ se podrán realizar siempre que no interfiera con la limitación horaria de la movilidad nocturna .