El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha presentado este jueves un plan de choque de impulso a la ciencia a corto plazo con una inversión de 1.056 millones de euros para 2020 y 2021.

Este plan supondrá la movilización de 396 millones de euros en ayudas directas para la ciencia durante este año, mientras que el resto, 660 millones, serán para el 2021. A esto se suma una inversión de 508 millones en préstamos para empresas innovadoras.

El plan incluye 17 medidas en torno a tres ejes: la investigación y la innovación en salud, la transformación del sistema de ciencia y la atracción de talento, y el impulso a la I+D+I empresarial y la industria de la ciencia.

El primero de ellos, que tendrá una dotación de 215,9 millones, contempla el refuerzo de las capacidades humanas y materiales en el ámbito de la investigación e innovación en salud. El objetivo es revertir los retrocesos en financiación y recuperar fondos para investigación e innovación sanitarias.

Entre las medidas acordadas dentro de este primer eje, se incluyen 6 millones de euros para reforzar el Centro Nacional de Microbiología y el Centro Nacional de Epidemiología y el incremento en 50 millones de euros de los fondos destinados a la convocatoria de proyectos anual de la Acción Estratégica en Salud.

Atraer el talento en ciencia

El segundo eje, para el que se movilizarán 523,5 millones, tiene como objetivo la transformación del sistema de ciencia y la atracción de talento para “resolver las deficiencias endémicas del sistema español”. Para ello, Sánchez ha adelantado que el Gobierno iniciará “en breve” una reforma de la Ley de la Ciencia para poder dar estabilidad a la carrera profesional de los científicos en todas las áreas de conocimiento. También se va a dotar de más fondos a los principales instrumentos de financiación de la ciencia en cualquiera de sus disciplinas.

El tercer y último eje de este plan de choque, para que el que se invertirán 317 millones, es el impulso de la I+D+i empresarial y la industria de la ciencia. “La ciencia necesita volcar sus resultados para ser productiva”, según ha recalcado el presidente del Gobierno.

Este plan tiene como propósito “dinamizar de forma inmediata el sistema público y privado de I+D+i, con medidas que se pondrán en marcha este año y el siguiente”, ha anunciado Sánchez.

Más de una década de recortes

En este sentido, ha recordado que la ciencia ha estado “más de una década relegada, sufriendo las consecuencias de las restricciones financieras, de los recortes”, pero también ha sufrido la “ausencia de una atención política más estructural”.

Sánchez celebra que los científicos han tenido un “protagonismo inusitado, sin precedentes” durante la crisis sanitaria, pero recalca que si España cuenta actualmente con 12 proyectos de vacuna “es gracias a décadas de investigación básica anterior”. “¿Hasta dónde hubiéramos sido capaces de llegar si no hubiera existido esa renuncia que tuvimos que afrontar en las décadas pasadas?”.

Importancia de la ciencia durante la pandemia

Durante su discurso, Sánchez ha destacado la importancia de la comunidad científica durante la pandemia. “Sin el aporte de la ciencia, desde luego la decisión pública no hubiera podido tener la eficacia que ha tenido durante estas semanas tan difíciles y tan complejas”, ha reconocido.

Y ha alabado a los científicos que han asesorado al Gobierno para la toma de decisiones durante el Estado de Alarma, de los que ha destacado su “extraordinaria formación”, su “un alto sentido del deber”, su “alto sentido de compromiso con su disciplina, la ciencia”, su “humildad” y su “alto grado de compromiso con su país y con el servicio público”.