El Hospital de Fuenlabrada investiga el manejo de la tromboprofilaxis en pacientes COVID-19. Cristina de Ancos Aracil, facultativa del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario de Fuenlabrada, ha participado en el estudio Hepavid. Se trata de un proyecto del Grupo Italfarmaco iniciado en distintos hospitales españoles. El objetivo es recabar información de más de 400 pacientes ingresados afectados de COVID-19. También participan en esta investigación los Hospitales Universitario de Ciudad Real y Virgen de la Luz de Cuenca.

Este trabajo tiene como principal objetivo recopilar información sobre el manejo de la tromboprofilaxis en los pacientes hospitalizados con COVID-19. También analiza su resultado sobre la evolución clínica de los pacientes en tres escenarios: tromboprofilaxis a dosis habituales, tromboprofilaxis a dosis medias y anticoagulación plena.

Además de recoger las características clínicas de los pacientes, el estudio recopila datos sobre las dosis y diferentes pautas utilizadas de Hepaxane (enoxaparina biosimilar) para tromboprofilaxis a dosis habituales, tromboprofilaxis a dosis medias y anticoagulación plena en función de la gravedad y evolución de la infección. Igualmente, registra información de seguridad relacionada con este tratamiento. También analiza la evolución clínica de los pacientes que recibieron este medicamento al ingreso y se compara con los pacientes que no recibieron esta profilaxis para poder evaluar su efecto.

Manejo de la tromboprofilaxis en pacientes COVID

“La evidencia que se pueda extraer de ensayos clínicos en una infección compleja y aún en gran parte desconocida será de tremenda utilidad para la comunidad científica”, ha dicho Cristina de Ancos. Según esta experta, los resultados de este estudio proporcionarán información clínica útil sobre la COVID-19 en España. Ayudará a establecer unas pautas de actuación y orientar la dosis de enoxaparina más adecuada a utilizar en los pacientes infectados por el virus SARS-CoV-2 .  Asimismo, este trabajo proporcionará datos adicionales sobre determinados grupos poblacionales y ciertos biomarcadores de riesgo que podrán servir de guía para futuras investigaciones en el campo de la profilaxis antitrombótica en pacientes con COVID-19.

Según Cristina de Ancos, “parece probado que la infección por el virus SARS-CoV-2 tiene un efecto inmunotrombótico en el organismo. Especialmente, en el pulmón, puerta de entrada del patógeno”. Por ello, “todos los pacientes que precisan ingreso hospitalario deberían recibir tromboprofilaxis con heparina. En muchos casos, deberá prolongarse la misma algunos días tras el alta”, ha indicado.