Las personas expuestas al humo de segunda mano podrían tener un 51% más de riesgo de desarrollar cáncer oral, según sugiere una revisión de las investigaciones existentes publicada en línea en la revista ‘Tobacco Control’.

El humo del tabaco constituye la mayor exposición de los seres humanos a los carcinógenos químicos y causa una de cada cinco muertes relacionadas con el cáncer en el mundo.

Sin embargo, no sólo afecta a los fumadores activos, ya que, según datos de 192 países, el 33% de los hombres no fumadores, el 35% de las mujeres no fumadoras y el 40% de los niños estuvieron expuestos al tabaquismo involuntario durante un año al inhalar el humo de tabaco ajeno.

Inhalación del humo de segunda mano

Investigaciones anteriores han demostrado que la inhalación del humo de segunda mano provoca varias enfermedades, entre ellas el cáncer de pulmón. Aunque el tabaquismo es una causa conocida de cáncer oral, aún no se ha establecido si el humo de segunda mano también causa cáncer oral.

Los análisis mostraron que las personas expuestas al humo de segunda mano tenían un 51% más de riesgo de desarrollar cáncer oral. Además, la duración de la exposición de más de 10 o 15 años aumentaba el riesgo de cáncer oral a más del doble en comparación con las personas no expuestas.

Esta revisión sistemática y meta-análisis apoya una asociación causal entre la exposición al humo de segunda mano y el cáncer oral. Además, los análisis de la respuesta a la exposición, incluso por la duración de la exposición (más de 10 o 15 años) al humo de segunda mano, apoyan aún más la inferencia causal.

“La identificación de los efectos nocivos de la exposición al humo de segunda mano sirve de orientación a los profesionales de la salud pública, los investigadores y los responsables políticos a la hora de elaborar y aplicar programas eficaces de prevención de la exposición al humo de segunda mano y de adoptar las medidas adecuadas para aplicar las directrices del artículo 8 del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco“, concluyen.