El Instituto Catalán de la Salud (ICS) ha abierto el periodo para que el personal facultativo con plaza estructural que percibe el complemento de dedicación exclusiva pueda solicitar su renovación. Para ello, los profesionales que deseen optar a ellas deben presentar el modelo normalizado de renovación, debidamente cumplimentado, en la dirección de personal del hospital o en la unidad de recursos humanos del ámbito de Atención Primaria correspondiente. El plazo de presentación finaliza el próximo 31 de enero. En caso de que la declaración de mantenimiento se presente con posterioridad, la percepción del complemento de dedicación exclusiva será efectiva a partir del día 1 del mes siguiente a la fecha de solicitud. Los facultativos que piden por primera vez este complemento deben presentar un modelo de solicitud específico. En este caso no hay fecha límite para presentar la documentación.

El personal sanitario facultativo eventual, el personal sanitario facultativo con nombramiento por sustitución directa, el personal de cupo y zona y el personal de SEU y SOU quedan excluidos del ámbito de aplicación de la exclusividad, de acuerdo con la instrucción 06/2006 de la ICS.

Optimizar las Emergencias Médicas

Por otro lado, la Comisión de la Sindicatura de Cuentas de Cataluña ha dado a conocer las iniciativas de resolución de los diferentes grupos parlamentarios en torno al informe de fiscalización del Sistema de Emergencias Médicas entre los años 2012 y 2015. La comisión demanda al Ejecutivo de Torra que planifique las peticiones que distintos ámbitos sanitarios se le exige para optimizar el servicio que se ofrece a los usuarios del sistema sanitario público.

En el trabajo presentado por el síndico catalán se subraya que la licitación del servicio se suministraba solo por una organización. En este sentido, insisten al Gobierno que cambie el modo de licitación. Asimismo le exhorta a que elija un proveedor del servicio y le insta a que lo haga en un tiempo entre los seis y doce meses.

El organismo sostiene en su informe que de producirse un despido disciplinario se lleve a cabo según el trámite laboral habitual y que el trabajador, así como el ente disponga de los máximos respaldos procesales.