Los jubillennials se refieren a las personas que están llegando a la edad de la jubilación, pero no por ello dejan de permanecer activos. Gozan de un buen estado y hábitos de vida saludables, y destacan por su vitalidad y positivismo. Sobre esta población se ha centrado el estudio “COVID-19 y jubillennials: Impacto en los hábitos de vida saludable de la población española”.  Se trata de una encuesta de la compañía de seguros Vivaz, realizada a 3.400 personas, del 8 al 13 de mayo de 2020 en pleno confinamiento.

La conclusión más relevante es que 6 de cada 10 de los jubillennials afirman no haber estado deprimidos o desanimados ningún día durante el confinamiento. Por el contrario, casi 4 de cada 10 españoles de 35 a 44 años admiten que han llevado esta situación del confinamiento mal o muy mal. Todo ello teniendo en cuenta que el 17 por ciento de la población española conoce en su entorno familiar o de amigos a algún fallecido por la enfermedad.

Siguiendo con las comparativas, el 52 por ciento de estos jubillennials no ha tenido sensación de cansancio o falta de energía ni un solo día. Un porcentaje mayor que el 33 por ciento en caso de los españoles próximos a los 40 y 50 años.

Lo que la pandemia no ha cambiado respecto al año anterior es la percepción positiva que la población española de 35 a 75 años tiene de su salud, que se ha mantenido estable. A pesar del coronavirus, el 30 por ciento sigue considerando su salud buena y el 60 por ciento, muy buena

Calidad de vida de los jubillennials españoles

Estos resultados se explican, por un lado, por el hecho de que España es el segundo país con mayor esperanza de vida del mundo, solo por detrás de Japón. Además, cuenta con un sistema público de salud, una dieta y una calidad de vida en cuanto a ocio y clima que hacen mejor la vida a los jubilados.

Además, el 57 por ciento de los jubillennials hace deporte al menos tres veces por semana, dos puntos porcentuales más que en 2019. Un dato también por encima de la población de entre 55 y 65 años (52 por ciento). Igualmente, el 79 por ciento sigue una alimentación saludable de estilo mediterráneo, frente al 68 por ciento en el caso de quienes tienen entre 55 y 64 años. También fuman menos: solo el 13 por ciento lo hace todos los días.

En contrapartida, buena parte de los ciudadanos de entre 35 y 55 años de edad han tenido que afrontar durante los más de dos meses de confinamiento un sobreesfuerzo de conciliación familiar y laboral. Especialmente debido al cuidado de los hijos menores y la atención de las labores del hogar al tiempo que teletrabajaban. Otros han sufrido de estrés por la pérdida de su empleo o un ERTE, entre otras circunstancias.