La empresa Vitro S.A. ha realizado un detallado análisis in silico y determinó que varios de los test que comercializa actualmente en todo el mundo (kit de detección de ARN SARS-CoV-2, kit FLU-COVID RT-PCR, kit chip multiplex de virus respiratorios, y el kit de variante RT-PCR de SARS-CoV-2), no se ven afectados por el conjunto de mutaciones detectadas en esta nueva variante de ómicron.

Por lo tanto, estos test se pueden usar para detectar la infección por SARS-CoV-2, incluidos los casos más recientes infectados con esta nueva variante. Además, el kit de RT-PCR de variantes de SARS-CoV-2 es capaz de identificar la variante de ómicron, según se ha comprobado con un análisis detallado in silico frente a las secuencias de la base de datos pública de GISAID.

La variante ómicron tiene la mutación del 69-70 del gen S y no tiene la mutación del 3675-3677 del gen ORF1ab. Este patrón de mutaciones hace posible la identificación de esta variante, cuya confirmación debe realizarse secuenciando la muestra.

“Desde Vitro S.A estamos comprometidos para hacer frente a la COVID-19,  trabajando en investigaciones innovadoras y útiles para desarrollar herramientas que ayuden a combatir esta pandemia en todo el mundo”, ha asegurado Javier Fernández, CEO de Vitro S.A.