“El mejor euro público invertido es el que va a salud”, subrayó Humberto Arnés, director general de Farmaindustria, quién ofreció su apoyo al Gobierno para reforzar el SNS. Así lo dejó patente en el marco del XX Encuentro de la Industria Farmacéutica Española desarrollado en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Arnés rechazó la idea de que la innovación ponga en riesgo la sostenibilidad del sistema sanitario. “Los datos no la avalan y Administración e industria cooperan para prevenirlo”, sentenció.

Para el director general de Farmaindustraia, no hay economía sin salud, no hay salud sin fármacos y no hay fármacos sin investigación”, remarcó.

Bajo el título ‘El papel de la industria farmacéutica ante la pandemia del SARS-COv-2, en la segunda jornada, celebrada también en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) expertos analizaron las fortalezas, pero también las debilidades del SNS.

En el encuentro intervino Ana Pastor, exministra de salud y actual diputada del PP; Ana Prieto, diputada socialista por Lugo; Emilio Ontiveros, presidente  de AFI (consultoría y formación independiente en economía, finanzas y tecnología) y Humberto Arnés, director general de Farmaindustria.

Ana Pastor, también considera que el mejor euro público invertido es en salud

Ana Pastor, parlamentaria del PP.

Crisis de la salud pública

Pastor reconoció que la pandemia del coronavirus ha llevado a la salud pública a una crisis sin precedentes. Por ello, abogó por poner en marcha iniciativas que sirvan para cerrar las grietas abiertas. En este sentido, citó el Dictamen de la Comisión para la reconstrucción social y económica.

La vocal de Comisión de Sanidad en el Congreso del PP se mostró firmemente partidaria de crear un efectivo sistema de vigilancia epidemiológica, que frene la confusión generada entre la población por el manejo de datos que se está produciendo.

Para Pastor, según indicó en su intervención, es clave la historia clínica compartida, así como un decidido refuerzo de la AP. Asimismo, abogó por un acuerdo de Estado por la Sanidad, que no se consiguió cuando el PP estaba en el Gobierno, y por ofrecer un marco de estabilidad al sistema farmacéutico.

Ana Prieto dice también que el mejor euro invertido es en salud

Ana Prieto, parlamentaria por Lugo del PSOE.

El bienestar social, en peligro

La diputada socialista Ana Prieto incidió en conseguir una mayor unidad entre todos los agentes sociales, políticos, empresariales con el fin de hacer frente “desde la unidad” a la más importante de las amenazas del siglo que se cierne sobre el Estado del bienestar.

Coincidió con la popular Ana Pastor en que es preciso llegar a un pacto de Estado para salvaguardar y mejorar la actual Sanidad, gratuita y universal.

Ello le llevó a apostar por incrementar las plazas de Formación Sanitaria Especializada (FSE), al tiempo que potenciar la interoperabilidad de la tarjeta sanitaria y acelerar al máximo la transformación digital, “que servirá para fortalecer el SNS”

Emilio Ontiveros, el mejor euro público invertido en salud

Emilio Ontiveros, presidente de AFI.

Más recursos para Sanidad

Para Emilio Ontiveros, presidente de AFI, es imposible obviar la relación entre la Sanidad y la economía, “una relación que se ha visto incrementada por la pandemia del coronavirus”, explicó.

Reconoció que el COVID-19 ha puesto de relieve que la crisis sanitaria puede ralentizar la economía. Porque, como explicó, “los avances en farmacia son claves en las expectativas de los mercados financieros”.

En esta línea consideró que para que España vuelva a ser atractiva para los inversores se precisa de la ayuda de Europa.

Ontiveros señaló, igual que el resto de los expertos del encuentro de la UIMP, en la importancia de dirigir más recursos económicos y humanos a un sistema de salud cada vez más tecnológico.

Por un ecosistema de investigación biomédica colaborativo

Con el mismo hilo conductor, el director general de Farmaindustria, Humberto Arnés, sostuvo que es imprescindible destinar a la Sanidad pública al menos un 7% de nuestro PIB para acercarnos a la media europea.

Arnés propuso una gestión presupuestaria del SNS más flexible para poder introducir con rapidez la innovación, “considerándola no un gasto, sino una inversión, como haría cualquier empresa”.

Opinó que actualmente no se puede hablar de sistema sanitario sólido y moderno, de prestación sanitaria de calidad, sin investigación”.

Humberto Arnés dice que el mejor euro público invertido es el que va a salud

Humberto Arnés, director general de Farmaindustria.

Arnés rechazó la idea de que la innovación ponga en riesgo la sostenibilidad del sistema sanitario. “Los datos no la avalan y Administración e industria cooperan para prevenirlo”, sentenció.

Insistió en que la industria está en disposición de participar de forma activa para fortalecer el SNS. La finalidad es que pueda aumentar la capacidad productiva del Estado “para que la dependencia de otros países sea inferior”, remarcó.

Arnés recordó que España llegó a destinar un 6,5% de su PIB, pero que poco a poco fue disminuyendo hasta quedarse en solo un 6%. “Esto significa perder cerca de 5.000 millones anuales durante una década. Hoy se habla de destinar al menos un 7% del PIB, es decir, aumentar en unos 12.000 millones el presupuesto anual”.

Reconoció que no es una cifra caprichosa, sobre todo si se tiene en cuenta que hay que recuperar el terreno perdido en la última década, ya que “nuestros vecinos, con los que nos queremos comparar, destinan cifras superiores al 7,5%”.