La revista Nature Immunology ha publicado un nuevo trabajo realizado por investigadores del CIBER de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (CIBERDEM) y del Institut d’Investigació Sanitària Pere Virgili (IISPV). En concreto, se trata del descubrimiento de un nuevo mecanismo por el cual un metabolito que participa en la regulación de la energía en las células, también es capaz de regular la inflamación del tejido adiposo que tiene lugar en la obesidad y la diabetes.

De esta forma, el estudio establece que Identificar los procesos de la regulación de la inflamación en el tejido adiposo es clave para avanzar en la investigación de las enfermedades metabólicas.

Según explica la investigadora del CIBERDEM, Sonia Fernández-Veledo, “hemos estudiado la función del succinato y su receptor SUCNR1 en los macrófagos, un tipo celular especifico fundamental en la aparición de las alteraciones que se ven en el tejido adiposo de los pacientes con obesidad y diabetes”, incidiendo en que las células del sistema inmune, “pueden actuar de forma dual, o bien favoreciendo los procesos inflamatorios o bien facilitando un ambiente anti-inflamatorio y reparador, encargados de desactivar los procesos inflamatorios mediante un proceso conocido como resolución de la inflamación”.

La principal conclusión de esta investigación es que se demuestra que el succinato tiene un efecto dual interviniendo en la resolución del proceso inflamatorio. Este proceso representa un nuevo mecanismo de control de la inflamación, y por lo tanto, abre nuevas posibilidades terapéuticas  extensibles a enfermedades inflamatorias y del sistema inmune.

Estudios previos

Sobre esta línea de investigación, existen estudios previos que estudios atribuyen al succinato un papel estimulador de los procesos inflamatorios y de la activación del sistema inmune. En otros análisis previos, ya se había demostrado que los pacientes con obesidad y diabetes, en los cuales existe una inflación crónica de bajo grado, presentan niveles en sangre de succinato elevados.

Asimismo, existen estudios que sugieren que una de las principales causas de esta inflamación en los individuos obesos es la incapacidad que presentan de frenar y resolver esta inflamación.

La diferencia de esta última investigación, según la investigadora del CIBERDEM, es que “se identifica por primera vez al succinato (y su receptor SUCNR1) como actores fundamentales en la resolución de la inflamación. Mediante la combinación de estudios básicos en modelos animales transgénicos y estudios en pacientes, hemos constatado la importancia de este nuevo mecanismo en el proceso inflamatorio del tejido adiposo en la obesidad”.