La revista Nature Neuroscience ha publicado un nuevo trabajo coordinado por un investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). El mismo presenta una nueva técnica de investigación, denominada método CLADES, que permite programar genéticamente células madre del cerebro. Este hallazgo abre la puerta a la generación de ciertos tipos celulares perdidos en patologías neurodegenerativas. Por ejemplo, como el alzhéimer o la enfermedad de Parkinson.

En concreto, este trabajo está basado en la nueva técnica de edición genética CRISPR. Esta herramienta permite identificar la historia genética anterior de una neurona hasta que ha llegado a ser lo que es, y programar a la carta la activación secuencial de cascadas genéticas de diferenciación.  Ambas cosas son fundamentales para lograr la reparación y reprogramación el cerebro.

Este proyecto ha sido liderado por Jorge García-Marqués, investigador del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC). Según el mismo, “si pudiéramos recuperar esos tipos celulares sería muy probable mejorar la vida del enfermo”.

El experto incide en que, aunque hoy en día podemos generar neuronas en el laboratorio, sigue siendo imposible producir un tipo de neurona concreto. El motivo es que faltan las herramientas genéticas que permitan imitar lo que ocurre cuando nuestro cerebro se desarrolla dentro del útero. De esta forma, el método CLADES puede activar y desactivar la expresión de genes concretos en orden. Esto es exactamente lo que ocurre durante el desarrollo de los distintos tipos celulares.

El método CLADES

El cerebro humano está compuesto por miles de tipos de neuronas distintas. Esta diversidad neuronal es muy importante, ya que permite que cada tipo lleve a cabo una función distinta. Sin embargo, en la actualidad todavía no se conoce con exactitud el mecanismo de generación de las distintas clases que existen.

“Como ocurre con las personas, cada neurona tiene un origen distinto. Nosotros pensamos que una razón fundamental para que dos neuronas sean distintas es la familia a la que pertenecen”, explica Jorge García-Marqués. El método CLADES, permitirá conocer su procedencia. Algo que hasta ahora ha resultado complicado con la tecnología existente.