Este lunes ha salido publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el convenio de colaboración firmado en octubre entre el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y  la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP),   la entidad que agrupa a 27 asociaciones de pacientes, que se traducen en unos 10 millones de personas.  Este acuerdo establece una mayor participación de los pacientes en la elaboración de las Estrategias de Salud del SNS.

En el mismo se especifica, entre otras cuestiones, que las asociaciones de pacientes podrán   participar en el Consejo Consultivo del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS), en el que también están representadas las comunidades autónomas. Asimismo, se recoge que la Plataforma de Organizaciones de Pacientes también podrá conocer los proyectos normativos impulsados por el Ministerio de Sanidad, así como “formular propuestas de actuación de carácter orientador” en materias que afecten a los pacientes.

Asimismo, también incluye una serie de medidas destinadas a incorporar la visión de los pacientes en el campo de los medicamentos y productos sanitarios como la formación e información a pacientes y sus organizaciones sobre aspectos relacionados con los procedimientos de aprobación de medicamentos y su participación en investigación clínica.

Un paso adelante

Tomás Castillo, presidente de POP,  ya manifestó en el momento de la firma que este acuerdo era “un hito histórico para el Sistema Nacional de Salud en general y para los pacientes en particular”. Cabe recordar que el convenio con el Ministerio reconoce que “el paciente constituye el eje del Sistema Nacional de Salud y, como tal, debe ser parte activa de él”.  Todo ello basado en la idea central de que “la participación de pacientes o representantes de asociaciones de pacientes constituye un derecho democrático que permite mejorar la calidad del servicio asistencial y los resultados en salud”.

En este sentido, desde el Ministerio de Sanidad se propone avanzar en “la participación de los pacientes en aquellas materias que contribuyan a mejorar la calidad asistencial, la equidad y cohesión del sistema, el empoderamiento de los pacientes y sus cuidadores en el mejor manejo y control de sus enfermedades”. Para ello, el acuerdo incluye el impulso de actuaciones que tengan por objeto la protección integral de las personas con condiciones crónicas de salud, como facilitar el acceso a la información, fomentar la participación del paciente en las actuaciones de formación y empoderamiento del Ministerio, contribuir a la promoción y educación para la prevención de condiciones crónicas de salud y colaborar en la obtención de una atención adecuada a familiares y cuidadores.