El número de profesionales sanitarios colegiados en España se situó en 877.361 en 2019, un 2,9 por ciento más que en el año anterior, según datos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El colectivo mayoritario fue el de enfermeros (36,03 por ciento del total), seguido de médicos colegiados (30,55 por ciento) y farmacéuticos (8,58 por ciento).

En concreto, el número de médicos colegiados en España aumentó en 7.407 personas (un 2,8 por ciento), hasta alcanzar un total de 267.995 en el año 2019.

El número de médicos colegiados aumentó en todas las comunidades autónomas en 2019, y solo se redujo en la ciudad autónoma de Ceuta (-0,6 por ciento). Los mayores incrementos se dieron en la ciudad autónoma de Melilla (9,1 por ciento), Canarias (3,9 por ciento), y Andalucía (3,8 por ciento). Por el contrario, los menores se registraron en Cantabria (0,7 por ciento), Galicia (1,2 por ciento) y Castilla y León (1,6 por ciento). Las comunidades con mayores tasas de médicos colegiados fueron Aragón (6,89 por cada 1.000 habitantes), Comunidad de Madrid (6,81) y Principado de Asturias (6,54). Por el contrario, las ciudades autónomas de Melilla (3,79) y Ceuta (3,94) y Castilla-La Mancha (4,47) presentaron las tasas más bajas.

El número de profesionales sanitarios colegiados por cada 1.000 habitantes difiere según el colectivo. En el año 2019, el de enfermeros presentó la mayor tasa (6,68 por 1.000 habitantes), seguido de médicos (5,66) y farmacéuticos (1,59).

Perfil de los profesionales sanitarios

Analizando los datos globales del incremento de profesionales sanitarios, por sexo, 278.371 eran hombres (un 2,3 por ciento más) y 598.990 mujeres (un 3,2 por ciento más). De esta forma, en el 14 de las 16 profesiones analizadas había más mujeres colegiadas que hombres en 2019. Los colectivos con mayor porcentaje de mujeres fueron los de logopedas (el 93,7 por ciento eran mujeres), terapeutas ocupacionales (91,3 por ciento) y dietistas nutricionistas (85,9 por ciento). Por el contrario, las profesiones que presentaron los menores índices de feminidad en 2019 fueron protésicos dentales (29,3 por ciento), físicos con especialidad sanitaria (34,8 por ciento) y veterinarios (50,1 por ciento).

Atendiendo a la distribución por grupos de edad, los mayores porcentajes de profesionales sanitarios menores de 45 años se encontraron en terapeutas ocupacionales (91,6 por ciento), dietistas nutricionistas (88,9 por ciento) y fisioterapeutas (84,7 por ciento). Los menores porcentajes en este grupo de edad lo presentaron los colectivos de médicos (37,4 por ciento), protésicos dentales (42,9 por ciento) y biólogos con especialidad sanitaria (43,6 por ciento).

Por último, según la situación laboral, los menores porcentajes de profesionales colegiados no jubilados se dieron en médicos (85 por ciento), enfermeros (89,5 por ciento) y veterinarios (93,8 por ciento). Y los mayores en químicos con especialidad sanitaria (100 por ciento), terapeutas ocupacionales (99,8 por ciento) y dietistas nutricionistas (99,7 por ciento).