El País Vasco incrementará en 1,6% el número de plazas  de Médicos Interinos Residentes (MIR)  para la convocatoria del próximo año 2020. En total serán 453 plazas, lo que supone su récord con respecto a la oferta de hace cinco años que supusieron 300 plazas.

Desde la Administración sanitaria vasca han mostrado su satisfacción, tras el encuentro de la Comisión de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud (SNS) celebrada el lunes en Madrid, por continuar aumentando el número de MIR para los ambulatorios y los hospitales del Servicio Vasco de Salud-Osakidetza. En concreto, en 2018 del País Vasco salieron 371 plazas de facultativos residentes.

Para 2020 desde el Departamento de Salud, que lidera la consejera Nerea Murga, se han marcado como objetivo reforzar de manera significativa la Atención Primaria, a los médicos de familia, que en los últimos meses han mostrado su malestar, llegando a convocar paros ante “la escasez de personal y la precariedad en la que trabajan los sanitarios de primaria”, tal y como informaron a EL MÉDICO INTERACTIVO fuentes sindicales. En concreto, las consultas vascas contarán con 109 especialistas.

Osakidetza, que también  ha reconocido en numerosas ocasiones la imposibilidad de cubrir  las vacantes de Pediatría por falta de especialistas, incorporará a la red pública a 29. La intención de la Administración sanitaria vasca es complementar con MIR cada categoría desde Alergología hasta Hematología, digestivo o análisis clínicos.

Los MIR trabajarán en los principales hospitales de referencia de Osakidetza y en los centros de salud. El año pasado en algunas de las 47 especialidades quedaron plazas libres, entre ellas, AP, Medicina preventiva, Anatomía patológica o Medicina nuclear.

Responsables del Gobierno vasco han mostrado su satisfacción porque consideran que con estas plazas dan respuesta a las necesidades del Servicio Vasco de Salud. Además, Osakidetza sostiene que tienen además más de 538 plazas acreditadas en total.  Viene a ser una especie de plan B, para suplir posibles carencias a futuro en distintas especialidades.

A nivel de España, el número se ha incrementado también en un 10%.

12 medidas frente a filtraciones en la OPE

Por otro lado, Osakidetza ha puesto en marcha 12 medidas para evitar las filtraciones en los exámenes para las 22 plazas correspondientes a especialidades médicas de la OPE 2016/2017, al que se han apuntado 353 personas y cuyos exámenes se celebrarán el próximo mes de octubre.

La mayoría de los aspirantes son mujeres, en concreto el 77%, mientras que el 23% son varones. En cuanto a la procedencia de los aspirantes a alzarse con una plaza en el SVS, el 16% provienen de fuera de la Comunidad Autónoma Vasca (CAV), lo que suponen 59 personas.

Las pruebas se llevarán a cabo en la segunda quincena de octubre. Y las medidas anti-filtraciones han sido consensuadas entre el Departamento de Salud, Osakidetza y los sindicatos que rubricaron el acuerdo de la OPE 2016-2017: Satse, SME y UGT.

Las centrales y Osakidetza incorporaron algunas de las medidas propuestas por distintos agentes, sobre todo el Defensor del Pueblo Vasco/Ararteko y el IVAV. Medidas que tienen que ver con la constitución de los tribunales y su composición, por un lado. Y, de otro lado, con la elaboración y realización de los exámenes.