El País Vasco, en emergencia sanitaria. El Gobierno de Euskadi declarará este lunes la situación de emergencia sanitaria ante el aumento de contagios de COVID-19. El martes se adoptarán nuevas medidas restrictivas para frenar la expansión del virus en relación con los aforos, las agrupaciones de personas y la hostelería.

Los motivos de la emergencia son “estrictamente sanitarios”, según ha informado el Gobierno vasco. El marco jurídico establecido permite asumir e implementar medidas concretas, conforme a las necesidades de cada momento.

Este domingo se han registrado 610 nuevos casos de COVID-19, lo que supone 35 más que en la jornada anterior. Las hospitalizaciones también han aumentado, con 163 personas ingresadas en planta y 14 en UCI.

Nekane Murga, consejera de Salud, ha considerado necesario adoptar nuevas medidas restrictivas para reducir los contagios y, por tanto, dar un “paso atrás” en la “nueva normalidad”.

Emergencia sanitaria

La consejera ha justificado que el País Vasco esté en situación de emergencia sanitaria por los 4.000 positivos activos. Quiere evitar “un posible tsunami”. El Gobierno considera que es una medida “imprescindible”, que también busca que la vuelta a las escuelas y a la actividad industrial y empresarial en septiembre se pueda desarrollar con normalidad.

Evitar un colapso sanitario en el sistema de salud es el principal objetivo de esta medida. Asimismo, el Gobierno vasco ha descartado por completo la idea de un segundo confinamiento generalizado. En definitiva, según el Gobierno vasco, se trata de aprender a convivir con el virus, mientras no exista un tratamiento o una vacuna.

La situación de emergencia sanitaria ya se adoptó anteriormente el 13 de marzo por el lehendakari Íñigo Urkullu. Esta herramienta jurídica permitirá que, de manera inmediata, Estefanía Beltrán de Heredia, consejera de Seguridad, active el LABI-Plan de Protección Civil de Euskadi. El propio Urkullu asumirá la dirección y coordinación. El comité del LABI se reunirá el martes 18 para adoptar nuevas medidas restrictivas.