El personal temporal y el fijo del Servicio Cántabro de Salud (SCS) tendrán los mismos derechos en el acceso a la carrera profesional. Así lo ha dictaminado el alto tribunal de la Comunidad que acaba de dictar a favor de poner fin a la discriminación que la Administración sanitaria hacía entre ambos profesionales sanitarios.

El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria ha tenido en cuenta la demanda de la asesoría jurídica del Colegio de Médicos de Cantabria y ha dictaminado a favor de anular los artículos que obstaculizaban al personal estatutario temporal alcanzar el complemento de carrera. Así, se pone fin a los impedimentos que provocaban que los dos colectivos sanitarios no estuvieran en igual de condiciones y que jugaba en contra del temporal que llevaba más de cinco años en su puesto de trabajo.

La carrera profesional es un complemento económico que debe retribuir a los profesionales que lleven más de cinco años en el mismo puesto de trabajo, independientemente de si son fijos o no. Por ello, tal y como indicaban desde el Colegio de Médicos de Cantabria, no se puede denegar el mismo a los especialistas a pesar de que no dispongan de plaza fija pero sí desarrollan su carrera en el mismo lugar de trabajo desde hace varias años, “porque se podría incurrir en la discriminación de la norma de los trabajadores”.

La organización médica colegial ha mostrado su satisfacción porque el TSJC ha finalizado con la discriminación que desde distintos colectivos venían denunciando desde hace ya años y que llevaba a la situación discriminatoria de que médicos que trabajaban junto a otros facultativos no fijos cobraran más que ellos por este complemento salarial.

Trabajar más allá de los 65 años

Por otro lado, el Partido Popular ha demandado nuevamente al Servicio Cántabro de Salud que permita que los médicos que así lo deseen puedan extender su práctica más allá de los 65 años y no se les obligue, como hasta ahora. a jubilarse a los 65 años.

Esta postura defendida por los populares en el Parlamento por medio de una proposición no de ley intenta corregir lo que, a juicio de los populares, es un error y una deficiencia de la política de Sanidad. El PP insiste en que se autorice la prolongación de la permanencia en el servicio activo del personal estatutario fijo del SCS en los términos establecidos en el Plan de Ordenación de Recursos Humanos.

Lo paradójico es que una modificación introducida en 2011 por el gobierno del PP, la normativa vigente permite que los profesionales lleguen a la edad de jubilación y quieran permanecer en el servicio activo, puedan hacerlo hasta los 70 años. Sin embargo, desde el SCS se deniega continuamente a los especialistas todas las solicitudes de prórroga que, según fuentes del colectivo médico, está provocando una gran preocupación entre los sanitarios  próximos a cumplir 65 años y que se hallan en plenitud de facultades y cuentan con un gran bagaje profesional.

Además, desde el PP sostienen que no tiene sentido que ante la falta manifiesta de profesionales en el SCS, que puede suponer un descenso en la calidad asistencial, y sabiendo que la sustitución puede ser inviable, la Administración sanitaria siga negándose continuamente a dar el visto bueno a las demandas de los especialistas que quieren alargar su carrera profesional más allá de los 65 años, recalcan.