“El Plan de Respuesta Temprana se está aplicando y está funcionando”, han comentado desde el Gobierno. Su presidente, Pedro Sánchez, se ha reunido con Salvador Illa, ministro de Sanidad, y Pedro Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES). Durante la videoconferencia han analizado la evolución de la pandemia en España.

Después del encuentro, el Ejecutivo ha comunicado que el Gobierno está siguiendo la situación “en todo momento con especial atención”. También está realizando vigilancia de la aplicación de las normas acordadas para el control de la pandemia. Según Moncloa, el Plan de Respuesta Temprana “se está aplicando y está funcionando”, si bien “es absolutamente imprescindible aplicar con rigor las medidas acordadas por el Gobierno y todas las comunidades autónomas”.

Desde el Ejecutivo han recordado la necesidad de “llevar a cabo un estricto cumplimiento” de las medidas de prevención general. Asimismo, se debe aplicar “con el máximo rigor” las medidas adicionales adoptadas por unanimidad en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) del viernes 14 de agosto.

Plan de Respuesta Temprana

Durante la reunión también se ha constatado que el esfuerzo de detección precoz y seguimiento de los casos estrechos que realizan las autoridades sanitarias de las CC. AA. está conduciendo “a una rápida identificación y control de los nuevos brotes”.

El Ejecutivo ha recordado que “se están adoptando las medidas más efectivas para el control de la pandemia en coordinación con las autonomías”. “Esta búsqueda proactiva de los contagios supone que el porcentaje de casos positivos que se detectan es mucho más elevado que hace unos meses”. Un dato significativo es que el número de asintomáticos supere en todo el país el 50%.

Las autoridades sanitarias autonómicas “también están aplicando las medidas apropiadas para evitar la propagación”. Estas medidas, según Moncloa, son el aislamiento de los contagiados y de sus contactos estrechos. También se están estableciendo confinamientos parciales en los lugares donde resulta necesario.