El polvo de talco de Johnson & Johnson, retirado del mercado mundial. La compañía farmacéutica ha anunciado esta retirada después de las acusaciones que aseguran que el producto produce cáncer. Según ha indicado el laboratorio, el producto ‘Johnson’s Baby Powder’ dejará de ser vendido en todo el mundo a partir de 2023. En un comunicado, ha avanzado la transición de toda la gama de productos de polvos de talco para bebés para que tengan una composición basada en maicena.

"Evaluamos y optimizamos continuamente nuestra cartera para posicionar mejor el negocio para el crecimiento a largo plazo. Esta transición ayudará a simplificar nuestras ofertas de productos. También queremos ofrecer innovación sostenible y satisfacer las necesidades de nuestros consumidores", han dicho desde Johnson & Johnson.

Asbesto en el polvo de talco de Johnson & Johnson

Con todo, la compañía ha mantenido su posición sobre la seguridad de su polvo de talco cosmético. Así, ha defendido que no contiene asbesto y que no causa cáncer. Opinión diferente es la de miles de ciudadanos estadounidenses que en los últimos años han denunciado a la compañía.

El asbesto está formado por una variedad de minerales que tienen forma de fibras. Se producen tanto en el suelo como en las rocas, en diferentes parte del mundo. Están formadas principalmente de silicio y oxígeno, entre otros elementos. El crisotilo o asbesto blanco es el tipo más común en las aplicaciones industriales. Junto con el de fibras de asbesto anfíbolas, ha sido relacionado con la aparición del cáncer.

En 2017, un tribunal de Los Ángeles condenó a la farmacéutica a pagar hasta 417 millones de dólares (354 millones de euros). En la sentencia se considera al grupo responsable de un cáncer de ovario terminal diagnosticado a una mujer de 63 años. Asimismo, se condenó a la empresa por no advertir adecuadamente del riesgo asociado al uso de sus productos con talco, tal y como informó en su momento el diario ‘Los Ángeles Times’.