Los presupuestos de la Comunidad de Madrid para 2018 ascienden a 19.331 millones, de los que se dedicará un 41 por ciento a Sanidad. Cristina Cifuentes, presidenta de la comunidad, ha presentado el proyecto de Presupuestos del próximo año, que se incrementa un 4,28 por ciento más respecto al ejercicio anterior, y que se remitirá a la Asamblea de Madrid para su tramitación parlamentaria.

En Sanidad, el presupuesto aumenta en 235 millones de euros, alcanzando los 7.868 millones, casi el 41 por ciento de todo el gasto. "Esto da una idea de la importancia que tiene para nosotros la Sanidad pública", ha incidido Cifuentes.

Así, ha puesto de manifiesto que dedicarán 151 millones más a la atención hospitalaria y 106 millones para "modernizar los hospitales y servicios de Atención Primaria". Además se incrementará un 20 por ciento, hasta superar los 61 millones, el presupuesto para reducir las listas de espera. La plantilla de personal también crece en 100,34 millones de euros hasta alcanzar los 3.475,88 millones para un total de 74.838 efectivos.

La partida de Atención Primaria, en el marco del Plan de Mejora, se incrementa en 30 millones excluyendo el gasto en recetas, que se dedicará sobre todo a recursos humanos y modernización de las infraestructuras. Para inversiones se incluye una partida de 24,29 millones y en lo relativo al gasto para recetas la partida se fija en 1.104 millones.

La plantilla del SERMAS incrementará y en atención hospitalaria aumenta el presupuesto un 2,97 por ciento (+150,76 millones) hasta alcanzar una partida total de 5.232,37 millones de euros.

El coste de personal crece un 2.97 por ciento hasta los 3.475,88 millones de euros (100 millones más) y el presupuesto para el SUMMA 112 alcanza los 164,44 millones de euros, un 2.72 por ciento más (+4,35 millones adicionales). También se dedica 58 millones para la ampliación del calendario vacunal de la Comunidad de Madrid y se incrementa un 18 por ciento los presupuestos para fundaciones biomédicas.

Otro de los ejes de la gestión sanitaria será el desarrollo del Plan de Humanización de la asistencia sanitaria y del impulso de la Escuela Madrileña de Salud. A su vez, se continuará con la apuesta por la innovación, en radioterapia oncológica y la gestión centralizada de camas de media estancia, unido a medidas concretas para pacientes crónicos.