Miles de enfermeras y enfermeros de todo el Estado se manifestarán el próximo 18 de junio, en Madrid. El objetivo es denunciar el grave abandono que sufre nuestro sistema sanitario. En concreto, esta manifestación está convocada por Unidad Enfermera, que representan a las 325.000 enfermeras y enfermeros de nuestro país. Se trata de una iniciativa constituida por el Consejo General de Enfermería (CGE), el Sindicato de Enfermería, SATSE, la Asociación Nacional de Directivos de Enfermería (ANDE), la Conferencia Nacional de Decanos de Enfermería (CNDE), Asociaciones y Sociedades Científicas Enfermeras y la Asociación Estatal de Estudiantes de Enfermería (AEEE).

La manifestación en la que se espera a miles de enfermeras, también espera contar con distintas asociaciones de pacientes, usuarios y ciudadanos/as. El recorrido se iniciará, a las 11 horas, en la Plaza de Jacinto Benavente. Tras pasar por el Congreso de los Diputados, finalizará su recorrido ante la sede del Ministerio de Sanidad.

Miles de enfermeras contra el abandono del SNS

Unidad Enfermera convoca a estas miles de enfermeras para denunciar temas que requieren de soluciones urgentes. Es el caso de no contar con las plantillas suficientes de enfermeras y enfermeros. Esto conlleva un aumento de los riesgos, complicaciones, reingresos, efectos adversos, e, incluso, fallecimientos, como constatan números estudios científicos nacionales e internacionales. También se denunciará el grave problema de las agresiones, tanto físicas como verbales, que sufren las enfermeras y enfermeros.

Otro asunto prioritario, y de justicia y dignidad para las enfermeras y enfermeros, es acabar con la grave discriminación que sufren al no pertenecer al Grupo A,  sin subgrupos,  lo que impide su desarrollo y avance profesional. Asimismo, los estudiantes de Enfermería sufren numerosos problemas a la hora de cursar sus estudios universitarios, como son la falta de medios y de suficientes profesores en las facultades. Estos son algunos de los motivos por los que los representantes de Unidad Enfermera consideran la actual situación de nuestro sistema sanitario “absolutamente insostenible”.