El PSOE exigirá al Gobierno de Mariano Rajoy que cumpla con su “compromiso y obligación” de abordar la financiación autonómica, “ya que todas las consejerías de Sanidad del Estado están manifestando las dificultades que tienen para prestar los servicios por la falta de recursos”. Y es que la insuficiencia financiera crónica que desde 2012 se sitúa en los 8.000 millones es un condicionante importante para la pérdida de la equidad  y la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS).

En este sentido, el portavoz de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Partido Socialista (PSOE) en el Senado, José Martínez Olmos, ha subrayado a EL MÉDICO que en 2018 instarán al Ejecutivo del PP a que reforme el sistema de financiación. “En ese proceso es necesario que el SNS alce su voz y traslade al Consejo de Política Fiscal y Financiera todas las necesidades de financiación que tienen las CC.AA. Es una labor fundamental que debe de llevar a cabo el Ministerio con el Consejo Interterritorial; el no realizarlo lastrará las posibilidades de recuperación del SNS. Hay que dotar a las Comunidades de una financiación suficiente para que puedan hacer frente a los cada vez mayores gastos sanitarios por el envejecimiento población, las nuevas innovaciones terapéuticas, etc.”, reconoce el senador socialista.

En este nuevo inicio de curso parlamentario, los socialistas también harán hincapié en que el Gobierno popular rectifique y derogue el decreto 16/2012 “y se recupere la universalidad de la atención sanitaria”. En esta línea exigirán a los populares que “reviertan las medidas del copago a los pensionistas, ya que están grabando a muchas personas que tienen enormes dificultades para acceder a los medicamentos. Estas son cuestiones claves que el PP tendrá que abordar en 2018. Son aspectos claves junto a la estrategia de recursos  humanos para poner fin a la situación de abandono que perciben los profesionales del SNS”, explica Martínez Olmos.

Para los socialistas, el Ministerio tendrá que empezar a liderar el Consejo Intererritorial, que “ha estado desaparecido” desde que hace dos años el PP llego al poder y asumir sus responsabilidades de coordinación y cohesión del sistema. “A lo largo de este año se tendrá que recuperar el fondo de cohesión  y para ello la ministra  Dolors Montserrat deberá de cambiar la manera de gestionar el Ministerio, porque a lo largo de estos meses nos ha tenido abandonados. Se ha dedicado a hacer campaña en las elecciones de Cataluña en lugar de estar al frente de la Sanidad liderando los cambios que precisa para hacer sostenible el SNS. Si la sanidad pública española sale adelante es por la profesionalidad de sus trabajadores, no por la gestión de la administración del PP que la tiene dejada· a su suerte”, reprocha el portavoz del PSOE en el Senado.

Acabar con la desigualdad entre CC.AA.

Martinez Olmos subraya que a lo largo de 2018  se tendrá que hacer frente a la falta de equidad existente, a la desigualdad  que aumenta entre CC.AA. y entre los centros sanitarios, “que está provocando un gran malestar entre los profesionales que echan de menos tener una interlocución para poder solucionar sus problemas. La ministra, que debía haber asumido este papel, ha estado ‘desaparecida’. Nuestra responsabilidad como oposición  es exigirle que cambie su postura–así lo estamos haciendo- y se centre en su responsabilidad: llevar a buen puerto la Sanidad.”, sostiene el senador.

Sobre el Pacto de Estado en aras a la sostenibilidad el SNS,  propuesto por el PP,  Martínez Olmos, considera que es imprescindible lograrlo a la mayor brevedad posible, “pero no a cualquier precio”. “Hay que consensuarlo, a ser posible, con todos los grupos políticos. Nosotros consideramos que es imprescindible para hacer que la Sanidad sea viable y de calidad  y para recuperar todos los derechos que se habían alcanzado, pero con los sucesivos decretos del Gobierno de Rajoy se han ido perdiendo. Pero para ello tiene que haber voluntad política y el PP tendrá que escuchar las demandas del resto de los partidos políticos y dar marcha atrás a muchas de las medidas antisociales adoptadas de forma unilateral y que van en contra de una sanidad libre y universal para toda la ciudadanía”, remacha.