Desde este miércoles, el salón de actos de A.M.A., la mutua de los profesionales sanitarios, lleva el nombre de la exministra de Sanidad y de Fomento y expresidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor Julián. Con este gesto, la mutua ha querido rendir homenaje a la dilatada trayectoria profesional de la médica y política zamorana, cuyo “perseverante esfuerzo y su gran capacidad de trabajo” ha reportado “tantos beneficios” al conjunto de los españoles, en palabras de Diego Murillo, presidente de Honor de A.M.A.

Murillo fue el encargado de presidir un multitudinario acto, conducido por el Dr. Bartolomé Beltrán, en el que no faltaron destacadas personalidades del sector, como el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, representes de la Administración sanitaria, academias, miembros del Consejo de Administración de la mutua o presidentes de los colegios profesionales sanitarios, entre otros.

Durante su intervención, Diego Murillo manifestó su “profundo agradecimiento” por el apoyo “sin fisuras y sin matices” que Ana Pastor ha brindado al sector sanitario y también al Grupo A.M.A. “Has estado siempre a nuestro lado, disponible en todo momento y eso, mientras viva, no lo olvidaré”, señaló.

A continuación, Luis Campos, presidente de A.M.A., detalló los principales datos personales de la exministra, a la que calificó como “discreta, incansable trabajadora, enérgica ejecutiva y magnífica gestora”. “Eres la gran dama de la política española, lo que a los que te conocemos y apreciamos, nos enorgullece grandemente”, aseveró Campos.

Una emocionada Ana Pastor dio las gracias “por hacer posible que mi nombre se sume a A.M.A., que representa la confianza y la seguridad para casi medio millón de médicos, farmacéuticos, odontólogos, veterinarios y enfermeros”. “Es un gran honor vincular mi nombre a un trabajo de tanto éxito y empuje como el de A.M.A., sin duda, una de las mutuas más importantes de España y de Europa”, subrayó.

Resaltó también que “lo mucho que se ha logrado y se logra desde A.M.A. es un gran ejemplo de lo que pueden hacer unidos la pasión por la profesión sanitaria y el esfuerzo constante y bien orientado”.

La exministra no dejó de recordar su gran amistad con Diego Murillo y la pasión que comparten: “Estamos unidos por un destino y por una vocación común que nos ha llevado a la voluntad de trabajar en la profesión sanitaria. Me siento afortunada de contar con tu amistad, Diego, que hemos cultivado desde el afecto recíproco y el respeto”. Subrayó además el gran sentido de la responsabilidad social del Dr. Murillo y su “compromiso desde muy temprano con el progreso de su país”.

El acto finalizó con la extraordinaria voz de Luz Casal, que llenó el salón “Ana Pastor Julián” de calurosos aplausos.