El Grupo Español de Trasplante Hematopoyético (GETH), de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH), ha hecho públicas sus recomendaciones de actuación frente al COVID-19 en pacientes con cáncer de la sangre. En concreto, los expertos advierten de que es esperable que el coronavirus SARS-COV-2 pueda ser particularmente severo en pacientes inmunoderpimidos y especialmente en aquellos que hayan recibido un trasplante alogénico.

Es por ello que el documento publicado se centra en pacientes receptores de trasplante de médula ósea, pacientes receptores de terapia CAR-T y pacientes con cáncer de la sangre en tratamiento quimioterápico y/o inmunosupresor.

En concreto, se propone la utilización de una escala de riesgo desarrollada por investigadores del MD Anderson Cancer Center de Houston (Estados Unidos), con el objetivo de estratificar e identificar a los receptores de trasplante 2 alogénico con COVID-19 que podrían beneficiarse de una intervención terapéutica.

También se hace extremadamente recomendable el muestreo activo ante la mínima sospecha de infección respiratoria en pacientes inmunodeprimidos, pues está demostrado que disminuye significativamente la mortalidad de este grupo de población. Con respecto a las medidas de aislamiento de pacientes oncohematológicos con COVID-19, se seguirán estrictamente las recomendaciones proporcionadas por el Ministerio de Sanidad de cara a la atención de pacientes, la toma de muestras respiratorias y la realización de cualquier otra técnica diagnóstica requerida.

Por otra parte, estas recomendaciones recogen que no es aconsejable que haya cuidadores o familiares con el paciente cuando esté ingresado en el hospital y que no se permitan visitas del entorno familiar hasta que el virus haya desaparecido. Por su parte, todo el personal sanitario deberá hacer uso de mascarilla quirúrgica, bata verde y guantes para entrar en cualquier habitación. Por último, se recomienda el ingreso en habitaciones convencionales con presión de aire negativa. Solo en caso de necesidad, estos pacientes podrían estar en habitaciones con presión de aire positiva, siempre y cuando se disponga de una antecámara y haya disponibles equipos de protección individual.

Por otra parte, también se ha informado de que el GETH ha puesto en marcha un estudio retrospectivo (GETH-COV-2020-01) en el que se incluirán pacientes trasplantados, pacientes receptores de terapia CART y pacientes con cáncer de la sangre en tratamiento quimioterápico y/o inmunosupresor de centros participantes del GETH.