El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ofertará un total de 1.480 contratos a todos los médicos residentes que se están formando en los centros sanitarios andaluces y finalizan su formación en este mes. Con esta medida, incluida en el ‘Plan de actuación Mir 2020’, se persigue captar a estos profesionales para que permanezcan en la comunidad andaluza. El número de contratos ofertados es superior al total de residentes que finalizan este año (914), por lo que se garantiza que la oferta sea atractiva para estos profesionales.

En un comunicado, la Consejería de Salud y Familias ha indicado que el próximo viernes 15 se ofertarán estos contratos de forma simultánea en todos los centros. En concreto, se lanzarán 659 contratos de larga duración (con fecha de inicio el día después de la finalización del periodo de formación y hasta el 31 de diciembre de 2020) y 821 contratos serán hasta 31 de octubre de 2020.

Además, destaca que con estas contrataciones “se posibilita mantener su relación contractual y desarrollo profesional en la sanidad pública andaluza”, y añade que antes de realizar estas ofertas cada centro tiene que tener agotada las listas de candidatos inscritos en bolsa para larga duración de las especialidades que vaya a ofertar.

Igualmente, señala que antes de final de año, estos contratos se materializarán en interinidades o sustituciones de larga duración donde se podrán presentar los residentes que han finalizado este año y cualquier facultativo interesado. Esta oferta permitirá avanzar en la estabilidad de la plantilla del SAS.

Salud apunta que todos los centros realizarán sus ofertas a través del sistema de Bolsa Única y se utilizará un modelo único de convocatoria específica para la cobertura de las ofertas de larga duración que se aprobará en la Comisión Central de Bolsa Única. En el caso de Médico de Familia para Atención Primaria, las contrataciones se realizarán mediante Acto Único, procedimiento que será acordado en la Comisión Central de Bolsa Única. Esta categoría es la que concentra el mayor número de contrataciones a ofertar, con un total de 624 (42% del total) y, de ellos, 332 de larga duración y 292 de corta duración.

Además, aclara que en  el caso de que se registren más residentes interesados que contratos, se aplicarán los criterios de baremo de Bolsa Única, si hay empate entre los candidatos, se tendrá en cuenta la nota de finalización de la residencia y, por último, el orden de apellido recogido en Resolución de la Dirección General de Recursos Humanos y Función Pública, por la que se hace público el resultado del sorteo que determina el orden de actuación de los aspirantes en las pruebas selectivas.

En una segunda vuelta, añade que a los profesionales interesados en nombramientos en otros centros, se les derivará al centro de interés -si hubiera en este centro aún plazas disponibles- el miércoles 20 de mayo.

Además de Medicina Familiar y Comunitaria que concentra el 42% del total de contrataciones, las categorías con mayor número de ofertas, según indica la Junta, son: Pediatría (131 contratos), Medicina Familiar y Comunitaria en Servicio de Cuidados Crítiicos y Urgencias (89), Anestesiología y Reanimación (64), Medicina Interna (49), Cirugía Ortopédica y Traumatología (38) o Radiodiagnóstico (37).

Incremento de plazas

Salud informa también de que Andalucía dispondrá de 1.505 plazas de formación de Especialistas Internos Residentes (EIR) en su oferta para 2020, tras el incremento de otras 27 plazas la pasada semana. De esta forma, el número de plazas supone un incremento del 11% (154 plazas más respecto a la convocatoria del año anterior). En el conjunto del Estado se ofertarán finalmente un total de 9.672 plazas, de las cuales casi el 15,5% se ofrecen en Andalucía.

Este aumento de plazas, que ha sido aprobado en el seno de la Comisión de Recursos Humanos del Ministerio de Sanidad, responde a la modificación propuesta para la Orden de convocatoria del pasado año, a fin de adaptar la oferta en formación EIR al nuevo escenario que ha ocasionado la COVID-19, así como de reforzar el sistema sanitario en relación a las necesidades del contexto actual. De este modo, el procedimiento de elección de plazas EIR, que tendrá lugar probablemente en julio, será telemático.

Asimismo, se han aprobado nuevas plazas de determinadas especialidades que son clave ante situaciones de pandemia, como Medicina Preventiva y Salud Pública, Medicina Intensiva, Microbiología y Parasitología o Medicina Interna, entre otras.

Por especialidades, el SAS recuerda que el incremento de las 27 plazas corresponde a tres plazas más en Anestesiología y Reanimación, una más en Aparato Digestivo, una en Dermatología Médico-Quirúrgica, una en Medicina Intensiva, cuatro en Medicina Interna, nueve en Medicina Preventiva y Salud Pública, cuatro en Microbiología y Parasitología, tres en Neumología y una en Oftalmología. El máximo aumento se da en Medicina Preventiva y Salud Pública que, con nueve plazas más, duplica la oferta formativa en esta especialidad, pasando de ochoo plazas a 17.