“El Ministerio de Sanidad no debe entrar en el juego de reparto político por lo que supone este departamento para el Estado del Bienestar”. Esa ha sido la afirmación de Serafín Romero, presidente de la Organización Médica Colegial, al conocer el nombramiento de Salvador Illa como nuevo ministro de Sanidad.

De hecho, el representante de los médicos ha mostrado su sorpresa ante este nombramiento, ya que viene de un entorno “fuera del sanitario”, por lo que ha esperado que siga la línea de trabajo marcada por su antecesora en el cargo, María Luisa Carcedo. De esta forma los médicos han expresado el deseo de que el nuevo equipo ministerial tenga a “cordura” y mantenga las líneas de trabajo que el equipo anterior ha puesto encima de la mesa.

Asimismo, el presidente de los médicos ha destacado de María Luisa Carcedo su “gran actividad y conciencia” con el colectivo sanitario a lo largo del tiempo que ha estado al frente de Sanidad.

Otras reacciones

Por su parte, el presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya, ha reconocido que le hubiera gustado que el nuevo ministro de Sanidad, Salvador Illa, tuviese “experiencia, conocimiento y formación sanitaria”, como era el caso de su antecesora en el cargo, María Luis Carcedo, si bien le ha mostrado su apoyo para “poder contar cuanto antes con una radiografía de la sanidad”.

En esta misma línea, el secretario de Organización de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), Marciano Sánchez Bayle, ha señalado que espera que el nuevo ministro de Sanidad, Salvador Illa, forme un buen equipo al frente del Ministerio dada su inexperiencia en la gestión de servicios sanitarios.

“Siempre hemos defendido que es conveniente que la persona que ocupe la cartera de Sanidad sea un profesional sanitario o tenga experiencia en la gestión de los servicios sanitarios. En este caso no concurren ninguna de las dos circunstancias”, ha lamentado Sánchez Bayle. Pese a ello, esperan que el ministro cumpla con el acuerdo programático firmado por PSOE y Unidas Podemos, que “potencia la sanidad pública”.

Por su parte, desde FACME han querido en primer lugar felicitar a Salvador Illa por su nuevo nombramiento, para mostrarse igualmente dispuestos a trabajar con su nuevo equipo.  “Confiamos en que atienda las demandas del Foro de la Profesión Médica, del que forma parte FACME, y podamos abordar de manera urgente los retos sanitarios que presentamos hace unos meses de la mano de la Fundación IMAS de FACME”, ha expuesto Antonio Zapatero, presidente de FACME.

“Por último, pedimos que no descuide la formación continuada de los especialistas, que impulse la participación de los profesionales en la gestión sanitaria y que fomente una adecuada financiación del Sistema Nacional de Salud para garantizar su sostenibilidad”concluía en su comunicado el presidente de FACME.

Igualmente, la Organización Farmacéutica Colegial ha reafirmado su “actitud colaboradora” con el nuevo Gobierno, y en especial con los nuevos responsables del Ministerio de Sanidad y, desde la “confianza mutua y lealtad recíproca”, ha apostado por generar alianzas “estables” para construir consensos y articular soluciones que respondan a las necesidades de los ciudadanos y de la sociedad española, mejorando su salud, su bienestar y su calidad de vida.